Donde el Egeo turco se hace aún más hermoso, una isla, rodeada por los imponentes de una fortaleza, adopta la forma de la cabeza de un pájaro y da nombre a la ciudad aledaña conocida como Kuşadası (La isla de los pájaros en turco), uno de las localidades turísticas más famosas de Turquía.

Kuşadası Turquía

Vista del castillo de Kuşadası  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Kuşadası, es un destino que crece exponencialmente de visitantes cuando el verano aprieta en Turquía; un turismo de masas que buscan el ansiado sol y sus playas, pero que también se deja ver por un centro urbano que alberga interesantes monumentos. El más famoso es su fortaleza que se ubica en una isla conectada al continente, donde una consistente torre se hace rodear de muros y compite en altura con un faro que ilumina a los marineros del accidente geográfico.

Kuşadası

Fortaleza de Kuşadası  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

El perfil del castillo, a veces se combina en el horizonte con las decenas de cruceros que realizan constantes paradas en su tranquilo puerto, no hay que olvidar que Kuşadası es el puerto más próximo a las famosas ruinas arqueológicas de Efeso y por ello el tráfico de turistas es constante.

Quienes se quedan en la ciudad portuaria podrán disfrutar de unas calles peatonales volcadas al comercio, espíritu vendedor que viene de lejos ya que la ciudad fue un importante puerto comercial, que negociaba con todo el Mediterráneo, pero también con Asia ya que la localidad albergaba un importante Kervansaray.

Denominado como Öküz Mehmet Paşa Kervansarayı, este “palacio de caravanas” fue inaugurado en 1618 y recibe el nombre de su promotor el Paşa Öküz Kara Mehmed, que levantó el edificio para que sirviera como lugar de refugio y comercio para las caravanas que transportaban transportando materiales exóticos de oriente; hoy en día el histórico edificio aloja uno de los hoteles más prestigiosos de la ciudad.

Kuşadası Turquía

Calles de Kuşadası  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Las calles de la ciudad guardan muchos secretos, entre ellas varias de mezquitas de cierto valor como la de Kaleiçi o los restos de las antiguas murallas de la ciudad, pero serán sus extensas playas las que atraigan más al público foráneo, entre ellas destaca la famosa Ladies beach, que pese a lo que dice su nombre no es exclusiva de mujeres.

Kuşadası

El Kervansaray de Kuşadası  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Playas, comercio,monumentos y una isla fortificada, Kuşadası es un tarro de esencias listo para ser abierto para quienes quieran disfrutar del Egeo turco, un regalo que hasta los pájaros pueden disfrutar desde el cielo.


Kuşadası, la isla de los pájaros
Actualizado el 9 octubre,2017.
Publicado por 

Anuncios

Gaudí ha pasado a la historia por dejar innumerables sueños arquitectónicos a lo largo y ancho de Cataluña, con todo su arte también se hizo visible en otro lugares de España, como sucede con la Casa Botines de León.

Casa Botines Gaudí

Fachada lateral de la Casa de Botines obra de Gaudí  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

En mis tiempos de estudiante en León era casi rutina admirar a diario el esplendor neogótico (con toques modernistas) de esta magistral obra, que fue comisionada por Mariano Andrés González-Luna y Simón Fernández Fernández, socios de una sociedad empresarial creada original por Juan Homs y Botines, cuyo apellido sería el que bautizase finalmente el edificio.

Para su perfecta contemplación, cuando los turistas me dejaban, me sentaba en el banco donde una lograda escultura recuerda al arquitecto y veía como la almohadillada fachada crecía en altura exhibiendo una cuasi total carencia de ornamentos, con la excepción de un sencillo reloj y una estatua de San Jorge que reprimía con su espada al dragón de los infieles.

Casa Botines León

Fachada principal de la Casa Botines  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Pese a mi respeto hacía el trabajo de la fachada principal, lo que siempre me fascinó de la Casa de Botines era como el edificio se hacía visualmente más imponente en su visión lateral, cuando los torreones creaban esquinas irregulares en su tamaño y en el que cada fachada deslumbraba con un discurrir simétrico de ventanales cuyo diseño parecen inspirarse en las famosas vidrieras de la Catedral de León.

El edificio, de planta trapezoidal y con aire fortaleza, fue terminado en 1892 tras solo 10 meses de obra y albergó inicialmente en su planta baja una tienda y un almacén de tejidos y un conjunto de viviendas en la superior. A la largo del siglo XX, cambiaría de manos y de usos, hasta que en el año 2017 el edificio ha sido integrado en un museo que sirve de homenaje al arte de este genio, cuyo hermoso trabajo aun sigue siendo uno de mis mejores recuerdos de mi vida en León.

San Jorge León

Estatua de San Jorge  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño


Casa Botines, la genial obra de Gaudí en León
Actualizado el 22 septiembre,2017.
Publicado por