Bahía Paraíso, el lugar más hermoso que jamás haya visto

Un día la vida dibujó trazos de emoción en mis ojos, sucedió en el instante que mi barco avanzó lentamente a través de una esplendida bahía donde las imágenes parecían poesía, estaba en el lugar más hermoso que jamás hubiera visto nunca, de hecho, creí estar ya en el Edén, aunque sencillamente me encontraba en Bahía Paraíso.

Antártida
Imagen de Bahía Paraíso con la base Almirante Brown al fondo  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Nunca un topónimo fue tan justo en su designación como el que se usó para designar a este refugio de esplendor y belleza situado en la península Antártica. Se trata de una bahía de aguas calmas donde flotan los hielos en armonía, mientras los pingüinos nadan en grupos a velocidad de vértigo pegando pequeños saltos que apenas dejan sutiles huellas en la superficie. Terreno celestial, donde las ballenas jorobadas parecen no querer desentonar la concordia y se sumergen con delicadeza dejando sus impactantes acrobacias para otra ocasión.

Polo Sur
La belleza de la Bahía Paraíso no encuentra comparación en ninguna de mis memorias  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

En Bahía Paraíso, todo elemento ocupa su lugar en una especie de convenio a favor de la armonía, incluso las instalaciones humanas parecen contagiarse de ese pacto de caballeros y las dos bases existentes, la argentina Almirante Brown y la chilena Gabriel Gónzalez Videla, se integran con soltura en el conjunto paisajístico; al menos esta vez el ser humano parece no cometió el pecado de competir con la naturaleza.

Icebergs
Obviada su peligrosidad, los icebergs son realmente hermosos en sus formas Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

La Antártida muestra aquí lo mejor de su repertorio hasta el punto de que uno ya no se acuerda de sus inherentes peligros, del frío, de la lejanía y de sus sacrificados y duros temporales, porque al verte aquí inmerso uno se encuentra sin palabras y cada instante se convierte en un nuevo recuerdo que no se expresa, se transmite a través de esa fría brisa que lo envuelve todo.

Bahía Paraíso
Bahía Paraíso  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Paso horas tomando fotografías en cubierta, nada se mueve, todo esta en calma, que escenario más silencioso y acogedor al mismo tiempo. La efímera noche del verano polar empieza a caer con esos colores azules pálidos que no llegan nunca a oscuridad y que provocan el reflejo de las montañas sobre el mar, en este momento me veo totalmente embargado por mis propias emociones, aunque el frío me hace recordar que ya es hora de dejar el paraíso.

Reflejo en Bahía Paraíso
Las montañas se reflejan en las claras aguas de Bahía Paraíso  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Me marcho con dolor a la cama, tristeza de saber que cuando me despierte el paraíso se habrá ido y nunca volveré a verlo jamás. Volveré a ser un triste mortal y por ello me duermo recitando a mi paisana Rosalía de Castro, diciendo con amargura aquello de adiós vista de mis ojos, no sé cuándo veremos”.

Bahía Paraíso, el lugar más hermoso que jamás haya visto
Actualizado el 16 febrero,2016.
Publicado por

Anuncios

9 Replies to “Bahía Paraíso, el lugar más hermoso que jamás haya visto”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s