Vuélveme a enamorar París

Publicado: mayo 15, 2014 en Europa, Francia
Etiquetas:, , , , ,

Ahí esta, parece mentira pero no puedo dejar de mirarla, la Torre de Eiffel se eleva poderosa y no me deja indiferente, de tan icónica que es, uno parece olvidarse que precisamente lo es por su majestuosa elegancia y sus infinitos centímetros. Es un monumento impresionante, como todo lo que nace de la tierra en la que asienta París, una ciudad que nunca deja de enamorarme.

Torre Eiffel Paris

Torre Eiffel de noche  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Dijo Enrique IV que París bien vale una misa y quizás se quedó corto porque la capital francesa da para cientos, el patrimonio religioso es extenso y va más allá de su popular Catedral de Notre Dame; así tenemos hermosos templos como el simbólico Sacré Coeur, la detallista Sainte Chapelle, la imponente Saint-Eustache o singulares como Saint-Étienne-du-Mont o la Madeleine.

Notre Dame

Catedral de Notre Dame  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Pero de París vale todo, sus hoteles, sus centros comerciales, sus museos o sus preciados restaurantes. Porque en París, uno puede quejarse de los horarios pero no de la diversidad de ocio. La antigua Lutecia además se ofrece al mundo a lo grande, con una Mona Lisa que sonríe al visitante desde ese interminable museo llamado Louvre. Desde aquí nace una avenida visual que tras atravesar el obelisco de la Plaza de la Concordia, se desmelena en las lujosas tiendas de los Campos Elíseos y que finaliza en el cruce de caminos que constituye el Arco del Triunfo. 

Louvre

Arco de Triunfo del Carrusel, con el museo del Louvre al fondo  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Las calles y avenidas se entremezclan con algunos de los palacios más bellos de Francia. En uno de los más espectaculares, Les Invalides, se encuentra la tumba de Napoleón y acoge el museo del ejército; pero no es el único que merece la pena visitar, ¿acaso podemos dejar de acercarnos al Palacio de Luxemburgo o el Palais Royal?. París es rica en calles con encanto como las cruzan el barrio judío o el Quartier Latino, bulevares que se anchean en el entorno de la Opera de Garnier y que se hacen estrechas en Montmartre a la luz de su “molino rojo“. Una “ville” que incluso sorprende al que se aventura en sus entrañas.

Una ciudad inteligente cuyo saber se materializó en el esplendido Museo de Orsay o en el innovador Pompidou y que se doctora en La Sorbonne, cuyo barrio universitario constituye uno de los más atractivos de la ciudad.

Les Invalides París

Les Invalides desde la Torre Eiffel  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Desciendo el Sena y dejo a mis espaldas sus mágicos puentes y sus palacios, recorro el corazón de una ciudad que no para encandilarme, echó la vista a esa atalaya que un día Eiffel regalo al mundo y suspiro, porque no dejas atraerme París.

Vuélveme a enamorar París
Actualizado el 1 mayo,2016.
Publicado por

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s