Como nos perdimos en la localidad más austral del planeta y descubrimos una grata sorpresa

Publicado: septiembre 15, 2015 en Ámerica, Chile, Fauna, Naturaleza
Etiquetas:, , , , , , ,

Caminábamos desorientados por la floresta de la localidad más austral del mundo Puerto Williams en Chile; hacía horas que nos habíamos desviado por el medio de una zona pantanosa y no encontrábamos ningún sendero practicable, estábamos lejos del pueblo y empezábamos a preocuparnos de que al final nos íbamos a meter en un lío, ya que no conocíamos bien la zona y ese era nuestro primer día en Isla Navarino y tampoco podíamos volver para atrás. De pronto a lo lejos vimos el comienzo de un camino, nos alegramos enormemente y aceleramos la marcha, en el paso acelerado un ave se elevó al cielo, era un macho de un caiquén común (Chloephaga picta).

 Caiquen

Huevos de caiquén, la hermosa sorpresa que nos deparó aquel paseo por Puerto Williams  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

No se fue muy lejos lo cual me sorprendió, así que instintivamente mire para la hierba baja que había en la zona y voilá teníamos ante nuestros ojos una esplendida nidada de 5 huevos de caiquén. El caiquén es un tipo de ganso magallánico, muy común por estas tierras. Es un ave relativamente confiada y que cuenta con un claro dimorfismo sexual, el macho luce un galante color blanquecino en las plumas de cabeza y lomo. Sus patas y pico son negras. Las hembras en cambio lucen una coloración café en cuello y cabeza y sus patas son de color amarillo.

El caiquén forma grandes bandadas durante el otoño e invierno, aunque en el resto del año se le suele ver en parejas o viviendo de forma solitaria. Suele tener un graznido característico de alerta, aunque en este caso en concreto se alejó sin hacer apenas ruido.

Caiquen

El caiquén nos esperaba desde la distancia para poder regresar a su nido Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Miramos al caiquén desde la distancia, el cual esperaba nuestra marcha para regresar al nido; no habíamos visto apenas fauna en aquella excursión y la verdad que el hallazgo fue alentador, no quisimos molestar más y nos fuimos, habíamos encontrado un nido sin buscarlo y el inicio del sendero del regreso a nuestro barco, ¿qué mayor felicidad puede tener uno?.


Como nos perdimos en la localidad más austral del planeta y descubrimos una grata sorpresa
Actualizado el 4 octubre,2016.
Publicado por

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s