Golem, el coloso judío de Praga

Hay muchas leyendas asociadas a la ciudad de Praga, pero quizás la más conocida sea la del Golem, una colosal criatura nacida para proteger a la comunidad judía y cuya fama se ha extendido a lo largo y ancho del mundo, convirtiéndose en uno de los símbolos más reconocibles de la República checa.

La historia nace de un personaje real Judah Loew ben Bezalel, un sabio rabino del siglo XVI fuertemente interesado en el mundo místico y en los entresijos de la cábala. La leyenda afirma que este erudito, tras años de estudio, fue capaz de descifrar la palabra con la que Dios concedía la vida; listo a probar su descubrimiento recogió arcilla de las orillas del río Moldava y creo un ser de apariencia humana, pero sin alma que paso a ser conocido por el nombre de Golem.

Golem Praga
Representación del Golem en las calles de Praga Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

El Golem no solo no hablaba, sino que no tenía voluntad propia y era dirigido como una marioneta por el rabino quien le introducía un papel cada día en su boca con la mágica palabra para darle la vida. Golem era obediente y puro en fuerza bruta y por ello no solo ayudaba al rabí en su trabajo diario en la Sinagoga Staranová, sino al hacerse cada vez más grande se convirtió en el guardián del gueto de Praga, el cual estaba constantemente amenazado por los ataques antisemitas.

El rabino retiraba antes de cada Sabbat el papel de la boca del Golem ya que de no hacerlo se volvería incontrolable; por desgracia un sábado Judah olvidó realizar su rutina y el ser autómata perdió su carácter dócil y obediente y arraso con todo lo que estaba a su paso.

Staronová synagoga
Sinagoga vieja-nueva de Praga, donde la tradición ubica la leyenda del Golem Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

El rabino logró finalmente controlarlo, pero el suceso convenció a Judah Loew de lo peligroso de las consecuencias de jugar a ser Dios, así que decidió enterrar en secreto al Golem y destruir la palabra mágica que le daba vida, prediciendo que cuando la comunidad judía estuviera en problemas, un rabino sabio lo haría volver de su destierro.

No se sabe exactamente donde yace este ser mitológico, pero muchos consideran que se esconde en el ático de la Sinagoga Vieja-Nueva (Staronová synagoga en checo), aunque otros afirman que sus restos fueron trasladados a escondidas a otro emplazamiento de Praga.

Este donde este enterrado, el Golem es un mito con varios siglos de existencia que ya forma parte del ADN de Praga, un relato para niños y adultos que se ha convertido en uno de los símbolos turísticos de esta hermosa capital.


Golem, el coloso judío de Praga
Actualizado el 10 noviembre,2017.
Publicado por 

Anuncios

10 razones por las que visitar Łódź

Łódź en Polonia es uno de esos destinos exigentes, una urbe que demanda al turista una visual profunda y atenta a los detalles, un regalo que se desenvuelve lentamente pero cuyo contenido es superior a lo esperado y que convierte a la conocida como la ciudad de las 4 culturas en un verdadero tesoro a descubrir.

Para ayudaros a entender la esencia de Łódź, he escrito 10 razones por las que considero que uno debe visitar esta sorprendente ciudad, una breve aportación en forma de artículo que espero que os anime a considerarla como una parada importante de vuestros futuros viajes.

Łódź 
Łódź es un tesoro a descubrir  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

 

1) Para conocer el patrimonio industrial de la que fue la capital del textil de Europa

A principios del siglo XIX, Łódź dejó de ser una pequeña localidad agrícola a convertirse en un auténtico motor industrial centrado principalmente en la fabricación de productos textiles; este radical cambio de paradigma económico, fielmente reflejado en la película La tierra de la Gran Promesa de Andrzej Wajda, vino acompañado con una altísima demanda de mano de obra que atrajo a miles de emigrantes que hicieron crecer la ciudad exponencialmente, convirtiéndola en una de las urbes más pobladas de Polonia.

La industria textil vivió diferentes etapas de esplendor condicionadas por los numerosos acontecimientos bélicos ocurridos en tierras polacas, pero acabaría por colapsar en los años 90 del siglo pasado con la caída del régimen comunista y hoy en día su existencia es testimonial al menos en lo que refiere a la actividad textil.

Łódź 
La antigua factoría conocida como Manufaktura se ha convertido en la actualidad como el centro oficioso de Łódź  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Pese a todo, las antiguas fábricas no solo siguen marcando visualmente el simétrico diseño de la ciudad, sino que tras su abandono se han convertido en contenedores singulares donde se expresa sin complejos la esencia de esta dinámica urbe.

El ejemplo más conocido de esta reconversión es Manufaktura, cuyo extenso complejo industrial se ha trasformado en un centro de ocio que incluye varios museos y una extensa área comercial; su magnetismo es tal que está considerado a día de hoy como el centro oficioso de Łódź.

Biała Fabryka Lodz
Factoría de Ludwik Geyer’s o Biała Fabryka  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

El color rojizo de los edificios de ladrillo de Manufaktura contrasta con el blanquecino perfil de la antigua Factoría de Ludwik Geyer’s o Biała Fabryka, que ha integrado entre sus muros un museo que permite conocer como fue la actividad textil de la ciudad y que cuenta con sorprendente anexo al aire libre, que recopila algunos ejemplos de la arquitectura en madera que existía en el pasado en la región de Łódź.

Otro ejemplo magistral de transformación, es la reforma realizada en la antigua planta eléctrica, que actualmente alberga un divertido planetario y que en el futuro dará cobijo al Centro Nacional de la Cultura del cine y así como un Centro de Ciencia y Tecnología.

Pero la lista de ejemplos no acaba aquí, otra brillante muestra de regeneración urbana es la observada en el antiguo complejo de la Factoría Scheibler, cuyos consistentes muros destilan talento ya que alberga varias incubadoras de artistas y sirve de sede física para el Łódź Art Center.

Łódź
Antigua factoría eléctrica de Łódź  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

 

2) Para descubrir un mundo subterráneo único

Uno de los motivos por los que los empresarios industriales escogieron Łódź como centro de operaciones fue por la capacidad de su terreno para cubrir las exigentes demandas de agua que necesitaban las factorías para su funcionamiento, curiosamente si uno visita la ciudad en la actualidad se sorprenderá por la ausencia de ríos en superficie, entonces ¿de dónde proviene toda esa agua?

Realmente, Łódź cuenta con numerosos ríos, hasta 19 según se dice, aunque los mismos están canalizados de forma subterránea a través de una sorprendente obra de ingeniería desconocida para el gran público.

Catedral subterránea Lodz
La Catedral subterránea de Łódź

El mejor ejemplo de este patrimonio hidráulico, es la conocida como la Catedral Subterránea (Podziemna katedra en polaco), un depósito de agua abovedado sostenido por un bello y simétrico bosque de columnas que recuerdo a los íntimos interiores de una basílica.

Hablamos de uno de los reservorios de agua más grandes de Europa, aunque el hecho de que siga en funcionamiento impide un acceso regular al mismo, estando solo permitido visitarlo en coincidencia con las tareas de mantenimiento del recinto.

Pero si no tenemos la suerte de conocer el “palacio de agua” de mayo a octubre podemos dirigirnos a la céntrica Plaza Wolności y tras admirar la estatua del héroe nacional Tadeusz Kościuszko, podemos adentrarnos en las entrañas de Łódź a través del canal ovalado conocido por el nombre de Dętka; un sorprendente museo cuyo recorrido se hace completamente a oscuras y en el que solo la luz de las linternas, que te dan a la entrada, nos permite admirar los enseres y las fotografías de los trabajadores del sistema del alcantarillado, quienes con su sudor permitieron el crecimiento y el progreso de la ciudad.

Dętka
El canal ovalado conocido por el nombre de Dętka formaba parte del antiguo sistema de alcantarillado de la ciudad   Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

 

3) Para conocer sus hermosos palacios

La frenética actividad textil hizo inmensamente ricos a muchos empresarios de Łódź, quienes levantaron hermosos palacios o villas, que exhiben las más famosas tendencias arquitectónicas de finales del XIX y principios del XX y que dan un aire burgués a la tercera ciudad más grande de Polonia.

El ejemplo más conocido es el palacio perteneciente al magnate judío Izrael Poznański, un estiloso edificio próximo a Manufaktura, cuyo interior alberga los fondos del Museo de la ciudad de Łódź  y cuyos coquetos jardines embellecen una soberbia lección de cuan bello puede ser la arquitectura neobarroca.

Palac Poznańskiego Lodz
Palacio de Izrael Poznański  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Pero si uno es amante de la jardinería, que mejor regalo para sus ojos que visitar el edén vegetal integrado en el conocido como palacio Herbst, otro de los lugares imprescindibles en cualquier ruta turística por Łódź.

Más allá de los jardines, la fachada neorenacentista del palacio esconde en su interior uno de los mejores museos de la ciudad y cuyo mobiliario y piezas de arte nos adentran en la interesante historia de la familia del magnate industrial Karol Wilhelm Scheibler y así como de los Herbst, quienes se unieron con los anteriores por vía matrimonial.

Pałac Herbsta Lodz
Palacio Herbst con sus jardines nevados Foto: Aleksandra Dudek

Esta hermosa residencia podría fácilmente servir de escenario para una película de época, que seguramente sería rodada con el capital humano de los profesionales educados en la Escuela Nacional de cine de Łódź, centro educativo en la que se formaron prestigiosos directores de cine como Roman Polanski o Andrzej Wajda y cuyo edificio perteneció en el pasado al industrial Oskar Kon.

Pero la lista de palacios de interés no termina aquí y Łódź ofrece al visitante más ejemplos del arte palaciego como es el caso de la antigua villa de Leopold Kindermann, cuya decoración se inspira en lo más bello del Art Nouveau, el Pałac Karola Poznańskiego, hoy reconvertido en escuela de música, o mismo la residencia de Alfred Biedermann, hoy integrada en el conjunto administrativo de la universidad de Łódź.

 

4) Para aprender más sobre la diversidad y la convivencia religiosa

Hasta que el fanatismo bélico lo destruyo todo, Łódź fue una ciudad internacional en la que diferentes identidades nacionales y religiosas trabajaban juntos por su propia prosperidad; Łódź fue conocida como la ciudad de las 4 culturas ya que polacos, alemanes, rusos y judíos convivían en cierta armonía y respeto, y solo competían a través de la espectacularidad de sus templos religiosos, que ha llenado la ciudad de “divinos monumentos”.

Esta diversidad se expresa claramente en el hecho de que la catedral más espectacular de la ciudad (Alexander Nevsky) no guarda la fe católica, sino que se rinde al rito ortodoxo y con su estilo neobizantino nos recuerda el tiempo en que Łódź llego a formar parte del Imperio Ruso.

Catedral Alexander Nevsky Lodz
Catedral ortodoxa Alexander Nevsky  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Es más, la omnipresente calle Piotrkowska inicia su largo recorrido a la sombra de la cúpula de la antigua iglesia luterana de la Santa Trinidad. Reconvertida al culto católico tras la guerra, este edificio de estilo renacentista sigue siendo uno de los templos más grandes y bellos de Łódź, hasta tal punto que muchos, en su desconocimiento, la consideran como la catedral católica de la ciudad, pese a que la verdadera se encuentra más al Sur; de estilo neogótico, la archicatedral rinde culto romano haciendo homenaje a San Stanislaus Kostka, aunque es la estatua del admirado Papa polaco Juan Pablo II quien se lleva todas las fotografías y homenajes.

Lodz Polonia
Antigua iglesia luterana de la Santa Trinidad  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Desgraciadamente lo que nunca podremos volver a admirar es la Gran Sinagoga, uno de los templos hebreos más grandes de Polonia y cuya destrucción durante la II Guerra Mundial es aun trágicamente recordada. Pese a todo si queremos conocer el arte religioso judío aun siguen existiendo un par de sinagogas en la ciudad, siendo la escondida Sinagoga Reicher la más conocida e interesante.

Sinagoga Reicher Lodz
Sinagoga Reicherow  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

 

5) Para nunca olvidar el Holocausto

Łódź perdió parte de su alma con la invasión nazi de Polonia, momento en el que no solo la ciudad paso a denominarse Litzmannstadt, sino que el gobierno alemán procedió a exterminar a toda la población judía.

El holocausto judío es una herida aun patente en el corazón de Łódź, ya que llegó a albergar más de 230.00 judíos, el 30 % de su población, siendo una de las ciudades con mayor densidad de judíos de Europa.

Radegast Lodz
Antigua estación de Radegast  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Su ghetto, el segundo más grande de Polonia, fue esquilmado lentamente siendo sus habitantes enviados a campos de concentración como el de Chelmno. Los trenes para estos campos de exterminio partían de la estación de Radegast, hoy reconvertida en un monumento al recuerdo de los miles de judíos que fueron exterminados durante el conflicto, un espacio duro en lo emocional y que a diferencia de otros monumentos al holocausto este si muestra la realidad de lo sucedido sin edulcorantes.

judios Łódź
Cementerio judío de Łódź  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Pero si queremos adentrarnos más en el dolor sufrido por los judíos de Łódź, podemos acércanos al cementerio hebreo donde también se rinde sentido homenaje a los desaparecidos durante la guerra.

Este enorme camposanto nos muestra las dos caras de la historia de los judíos de Łódź, así por un lado nos enseña los años de prosperidad previos a la II Guerra Mundial, representados por sus lujosas tumbas, y por otro el vacío y dolor dejado por la acción de los fanáticos nazis, que lograron vaciar de vidas el ghetto, hasta tal punto de que son pocas las tumbas posteriores a 1945.

A través de estos espacios, Łódź se convierte en una triste pero necesaria lección de historia de la que toda la humanidad debería ser participe, un lugar para aprender a respetar y para grabar en fuego el mensaje de que sucedido en el holocausto no puede volver a repetirse.

 

6) Para descubrir la vida de grandes personalidades internacionales

El holocausto judío fue inexplicadamente ignorado por el resto del mundo hasta que Jan Karski, un católico nacido en Łódź, consiguió convencer a las escépticas autoridades norteamericanas y británicas de la existencia de los campos de exterminio alemanes.

Gracias a su incansable labor, el mundo no solo tuvo constancia del genocidio nazi, sino que ayudo a que a sus culpables no quedaran impunes. Así en homenaje a su legado, la ciudad construyó una estatua suya en lo alto del Parque de los Supervivientes, un espacio para el recuerdo en el que se rinde homenaje a todos los inocentes fallecidos en el ghetto de Litzmannstadt.

jan karski
Jan Karski convenció al mundo de los horrores que los nazis estaban ejecutando en Polonia  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Pese a su relativamente corta historia, Łódź ha visto nacer a muchas otras grandes personalidades entre las que podemos destacar a Maksymilian Faktorowicz, fundador de la empresa de cosméticos Max Factor, una de las principales compañías del sector de la belleza en el mundo.

Max Factor Łódź
El creador de la popular marca de cosméticos Max Factor nació en Łódź  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Otra de las grandes figuras nacidas del ingenio de la ciudad es el espléndido pianista Arthur Rubinstein, cuyas célebres interpretaciones de Chopin aun son hoy alabadas y cuya memoria aun está presente en muchos espacios públicos de Łódź.

Rubinstein Lodz
Estatua de Rubinstein en Łódź  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

 

7) Para aprender sobre arquitectura

Aquel que escriba las crónicas completas de Łódź, deberá guardar espacio de honor a todos aquellos arquitectos que convirtieron a la ciudad en el mejor museo de arquitectura urbana de Polonia.

Łódź exhibe una planificación urbana perfecta hecha con tiralíneas, pero en la que han ido creciendo los edificios de una forma caótica exhibiendo el estilo identitario propio de su época; todo ello genera una imagen extraña y confusa al visitante, que pasa de admirar edificios de gran belleza estética a enfrentarse al funcional aunque monótono perfil de un bloque de viviendas de la época comunista.

Jan Petersilge, Lodz
Kamienica pod Gutenbergiem  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Clases de arquitectura se imparten en toda la ciudad pero que se magnifican en la interminable Piotrkowska, la avenida semipeatonal donde late la vida de los ciudadanos de Łódź.

En Łódź predomina sobre todo el eclecticismo, con mezcla de lo mejor de los estilos arquitectónicos del momento, unión atemporal que nos regala hermosos edificios como la famosa casa de Jan Petersilge o Kamienica pod Gutenbergiem, uno de los edificios más retratados de la ciudad. Un espíritu en pro de lo bello que invade calles y plazas y que narra poesía arquitectónica cuando se traslada a la fachada de la Casa Auerbach y que se hace detallista cuando volamos sobre la de Herman Konstadt.

arquitectura de Łódź
Detalles de la hermosa arquitectura de Łódź  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Pero más allá de lo ecléctico, el afamado Art Nouveau fue un estilo querido por los arquitectos locales, de ahí que en Łódź encontremos interesantes ejemplos de ese arte en varios edificios residenciales, como sucede con los bloques de viviendas de David Szmulowicz o en los de Abram Dudak, pero también visible en otros espacios públicos como la antigua cafetería Esplanada o el Hotel Savoy.

El art déco tiene menos presencia en la ciudad, pero su marca vanguardista se refleja en algunos edificios como el singular edificio de la central telefónica PAST.

Menos comprendida y querida es la arquitectura surgida en el ambiente comunista de la Polonia de posguerra, con todo ello si uno es capaz de reflexionar y entender los conceptos de la misma, podemos llegar a sentir la calidad estética de muchos de los edificios de este período como el Gran Teatro (Teatr Wielki w Łodzi en polaco) o la Casa de la cultura de Łódź (Łódzki Dom Kultury).

Lodz Art déco
Edificio de la central telefónica PAST  Foto: Wikipedia

 

8) Para conocer las nuevas expresiones de arte urbano

Otras de las expresiones artística en donde Łódź está a la vanguardia es en el nuevo arte urbano; emociones estéticas hechas a brocha o a spray, con las que el ayuntamiento se ha lanzado a dar color y vida a muchas fachadas que afeaban la visión de la urbe.

arte urbano Łódź
Pintura mural en Łódź  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Una explosión de colores e imaginación muy cercana a los deseos del público joven pero que conecta con todas las edades, fomentando con ello el orgullo intergeneracional de pertenecer a esta gran ciudad.

Łódź
Arte urbano en Łódź   Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

 

9) Para descubrir la animada vida social de la ciudad

Łódź está considerada como una de las ciudades más bohemias de Polonia, hecho que la hace heredera de una diversa y divertida vida social, que vive todos los días del año pero que se hace especialmente manifiesta durante los fines de semana.

La noche de Łódź es rica en matices musicales y en gusto culinario, con una oferta de restaurantes y cervecerías que explota en bullicio en lugares emblemáticos como OFF Piotrkowska o Piotrkowska 217, pero que siempre cuenta con alternativas para todas las tendencias sociales y culturales.

Todo este ocio sería incompleto sino mencionáramos la celebración constante de festivales de diversas temáticas tanto musicales (Soundedit, Letnia, Akademia Jazzu, DomOFFon..), de teatro o mismo de cine (Kamera Akcja, Transatlantyk, Polówka…);  eventos que atraen a un público ávido de cultura y que muchas la toma a través de la amplia red de museos, teatros y de cines que existe en la ciudad

OFF Piotrkowska
Ambiente nocturno de Łódź  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

 

10 ) Para sentir como una ciudad evoluciona y se reinventa así misma

Pero quizás lo más atractivo de Łódź es su capacidad de renovación constante, ya que cada nueva visita es una oportunidad para descubrir los diferentes espacios que van surgiendo en el paisaje y que se unen a la montaña de atractivos de esta urbe.

La nueva estación de trenes es uno de los ejemplos más conocidos de esta mutación constante, pero pese a su diseño colosal diseño nunca podrá competir con el colorido encanto de la estación central de tranvías, cuyo imaginativo diseño se ha convertido en una de las postales más famosas.

Łódź
La colorida estación central de tranvías de Łódź  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Pero esa capacidad de mejora no solo se expresa en las grandes obras públicas, sino que existen actuaciones menores en presupuesto pero brillantes en los resultados, como la efectuada en el Pasaje de las Rosas (Pasaż Róży en polaco) o mismo en la incorporación de nuevas estatuas a lo largo y ancho de la ciudad, pequeños detalles que en su sencillez ayudan a mejorar el paisaje urbano de Łódź.

Un panorama visual inestable, que se convierte en una de las principales razones por las que volver a descubrir Łódź debería ser obligatorio, ya que cada visita es una nueva y agradable sorpresa.

El pasaje de las Rosas Lodz
El Pasaje de las Rosas  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

 


N.a.  El autor agradece a Aleksandra Dudek toda su ayuda a la hora de elaborar este artículo



10 razones por las que visitar Łódź
Actualizado el 24 octubre,2017.
Publicado por