Archivos de la categoría ‘España’

Las luces del cine se apagan lentamente mientras el envolvedor sonido de la sala empieza atraer nuestra atención, chasss… en un abrir y cerrar de ojos nos trasladamos al mundo futurista de la película Tomorrowland, un decorado de fantasía que aunque parezca mentira existe, tiene aires levantinos y responde al nombre de Ciudad de las Artes y las Ciencias.

Ciudad de las artes y las ciencias

La Ciudad de las Artes y las Ciencias es uno de los monumentos más visitados de Valencia  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

No es de extrañar que la Disney eligiese a esta pequeña urbe de líneas imposibles como sede de uno de sus últimos grandes proyectos cinematográficos, ya que el vanguardista perfil del conjunto museístico valenciano desprende imaginación y parece de otro planeta.

Diseñado por la mente de Santiago Calatrava y Félix Candela, el monumento fue inaugurado en 1998 y en muy poco tiempo se convirtió en el principal símbolo turístico de Valencia. Su éxito radica en su belleza estética, engalanamiento visual que sirve de extensión del parque creado en el antiguo cauce del río Turia y que a base de arquitectura de altura y líneas curvas crea un entorno donde las artes y las ciencias pueden desarrollarse sin complejos.

Ciudad de las artes y las ciencias

Palau de les Arts Reina Sofía  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

La Ciutat de les Arts i les Ciències es un entorno lúdico donde cada edificio alberga un escenario diferente para el disfrute educativo y social de los visitantes; un conjunto vertebrado por el museo de Ciencias Príncipe Felipe que imitando las vértebras de un dinosaurio introduce a los jóvenes en la genialidad y espectacularidad de la ciencia.

Las costillas de este animal educativo lo conforma el L’Umbracle, donde los arcos flotantes dan cobijo a parte de la diversidad vegetal de la comunidad valenciana que embellecen y dan pulmón verde a todo el entramado. La cabeza pensante toma forma en el Palau de las Artes Reina Sofía, donde la música y las artes escénicas son las protagonistas y que mira al exterior a través del gran ojo del L’Hemisfèric, que sirve de casa para las proyecciones digitales más modernas.

Oceanografic

Oceanografic de Valencia  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Mientras la multifuncional elipse del Agóra nos eleva al cielo el Oceanogràfic nos traslada al fondo del mar, a través de un espacio que busca ir más allá de ser un mero acuario para ser un muestrario de la fauna acuática del mundo, lo que lo convierte en uno de los lugares imprescindibles si uno quiere disfrutar del potencial turístico de Valencia.

Un paseo por la Ciudad de las Artes y las Ciencias es un baño de luz arquitectónica, un recuerdo escrito en letra de diseño y plena de carga cultural pero también de entretenimiento, una ciudad con vida propia dentro de otra plagada de historia, un lienzo que mostrar al visitante, una postal para recordar siempre que Valencia es un destino para no olvidar y para ser plasmado en mil y una películas.

Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, el mundo del mañana
Actualizado el 15 diciembre,2016.
Publicado por

Las aguas del río Miño fluyen silenciosamente mientras su humedad se concentra en nubes bajas que recorren el valle entremezclándose con los viñedos recién cosechados, los olores se desprenden sin ataduras y los sensores olfativos se despiertan un poco desbordados, no es para menos ya que nos adentramos en la Finca de la Moreira y sabemos que aquí vamos a oler a buen vino.

 Pazo de la Moreira

Entrada al Pazo de la Moreira  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

La finca de La Moreira en Arbo (Pontevedra) no solo perfuma bien, sino que su belleza inherente activa también nuestro sentido de la vista, ya los terrenos son tan bucólicos que parecen dispuestos a ser pintados por pintores de brocha fina; gente con paciencia y temple al igual que los propietarios, los cuales esperan año tras año la vendimia porque la finca y su pazo son sede de la prestigiosa bodega de vino del Márques de Vizhoja.

Caldos frescos creados con cariño a partir de las uvas albariñas, loureira y treixadura que en septiembre alcanzan su madurez en las laderas protegidas de la finca y que tras ser recogidas pasan a su fermentación en las cubas de la bodega; una vez listo el vino y con todos sus aromas y sabores en plenitud, las botellas son distribuidas por todo el mundo sin olvidarnos de las tiendas de Galicia.

El vino guía este hermoso palacio  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

La finca de la Moreira es el lugar donde nace el vino de Marques de Vizhoja Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

El vino y su proceso de producción es el eje que articula la finca, pero será su Pazo quien dominé visualmente un conjunto que integra varios jardines centenarios, un cruceiro, un palomar, una capilla y hasta una piscina-fuente donde se mantenían vivas en el pasado las preciadas lampreas.

La torre del Pazo, que incluso bautiza a uno de los vinos de la bodega, se eleva sin miedo para otear el vecino Portugal y sus fortalezas de frontera, mientras deja entrever entre sus ventanas un lujoso interior que antaño servía de lugar de recepción para los encuentros y fiestas de la hidalguía de la época.

Bódegas Vizhoja

Una botella de vino se fusiona con el entorno de piedra del Pazo   Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

La Moreira es historia viva de la comarca, testigo presencial de las afrentas napoleónicas, cuyas tropas incendiaron la finca, o mismo de la decadencia de los Pazos de Galicia y su reconversión para otros fines. Un espacio que no puede ser considerado como solo una bodega, sino que hablamos de un singular monumento que entremezcla belleza, historia y perfecta armonía con el entorno, maridaje único que lo convierten en uno de esos lugares que uno debe visitar si quiere disfrutar de la magía de la riqueza cultural, gastrónomica y etnográfica de las Rías Baixas gallegas.

Pazo de la Moreira

Torre del Pazo de la Moreira  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

La Moreira, la finca del buen vino
Actualizado el 5 diciembre,2016.
Publicado por