San Estevo, el símbolo monumental de la Ribeira Sacra

La Ribeira Sacra es uno de los destinos más turísticos de Galicia, un entorno natural espectacular templado por el pasar del río Sil y que en su momento fue habitado por numerosos monjes que buscaron aquí su descanso espiritual; esa presencia se manifestó en la construcción de numerosos monasterios, de entre los cuales por su belleza y dimensiones sobresale el de San Estevo de Ribas de Sil, una verdadera joya de la arquitectura religiosa en Galicia.

Fachada Monasterio de San Esteban
Fachada Monasterio de San Esteban  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Situado en el municipio orensano de Nogueira de Ramuín, la comunidad monacal fue fundada por San Martín Dumiense en el siglo VI, aunque su etapa de esplendor será durante el siglo X, cuando la orden benedictina toma el control del mismo. Su estilo es el de románico tardío, aunque su aspecto actual destila grandes aportaciones barrocas con detalles góticos y renacentistas.

Ribeira Sacra
San Estevo de Ribas de Sil  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

El monasterio contaba con hasta 3 claustros, que servían de área de esparcimiento para numerosos obispos que decidían retirarse de la vida pública eclesiástica en esta comunidad, que gozaba de un entorno natural que causa impresión, con frondosos bosques que crecían siguiendo la profunda pendiente que creó el río al erosionar la montaña a los largos de los milenios.

Parador Ribeira sacra
Claustro de los obispos  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Nos encontramos en un microclima único, que favoreció el cultivo de la uva y cuyos vinos de reputado prestigio que en el pasado disfrutaron los monjes y hoy degustan con placer los huéspedes del actual Parador de Turismo, que desde 2004 disfrutan del que probablemente es uno de los hoteles más bellos de Galicia.

Ribeira Sacra Ourense
Monasterio de San Esteban de Ribas de Sil  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Historia, buena gastronomía, relax y un entorno que enamora que más se le puede pedir a una tierra que es sacra, pero a la vez llena de placeres terrenales; un territorio único listo para ser disfrutado con todos los sentidos y en el que el monasterio de San Estevo de Ribas de Sil es uno de sus principales atractivos.

San Estevo, el símbolo monumental de la Ribeira Sacra
Actualizado el 24 enero,2018.
Publicado por 

Anuncios

Cabo Home, donde el atardecer es arte

Caracola Cabo Home

Allá donde Europa se convierte en Atlántico, parece el lugar elegido por el sol para descansar de su cálido ciclo, un encuentro entre el astro y el mar lleno de simbolismo que es visible en todo su potencial desde Cabo Home, un pedazo de costa que no deja indiferente al visitante, hecho que lo ha convertido en uno de los destinos de moda de Galicia.

Cabo Home Galicia
Cabo Home durante un atardecer  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Para acercarnos a esta tierra mágica donde la sal espolvorea pinos y acantilados, deberemos dirigirnos al extremo occidental de la península del Morrazo en el término municipal de Cangas donde se alza este famoso espacio natural protegido; allí tras serpentear por las escasas casas de la parroquia de Donón nos vemos pronto refrescados por el viento que da sentido a la denominada Costa de la Vela, un paisaje que sirve hermosa transición entre las rías de Vigo y Pontevedra. Este aire que en su invisible devenir se une a las olas, dibujando un paisaje agreste pero que deja una fuerte impronta en nuestros ojos.

Cabo Home Cangas
Acantilados de Cabo Home  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Tras nuestra llegada a la famosa Caracola, podemos optar por visitar el Monte Facho, donde nos espera un castro gallego y unas vistas de impresión o sino podemos recorrer una carretera sin asfaltar que nos llevará a la playa de Melide, cuyas frías aguas no invitan tanto al baño como otros arenales de la zona pero que cuenta con un entorno único, configurado por la mezcla de dunas y pinares y que tiene como extra impagable el poder observar sin reparos la grandeza visual de las Islas Cíes.

Playa Cabo Home
Playa de Melide con las islas Cíes al fondo  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Playa de revista que se encuentra flanqueada por hasta 3 faros donde los enamorados se besan con ternura mientras se sacan fotos para imortalizar tan bello recuerdo; colosos de luz que de noche iluminan una costa llena de acantilados donde la espuma de las olas esconde la figura de los preciados percebes.

Costa da Vela Galicia
Costa da Vela con el monte Facho al fondo  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Muchos optan por deslumbrarse con el atardecer al pie de los faros, pero la mayoría vuelve al punto de inicio de esta mágica, la famosa caracola obra de Lito Portela. Una escultura construida para que la gente escuche el sonido del mar en el interior de su metálica estructura, pero que parece orientada a crear un marco de hermosura a la muerte del sol; fenómeno diario que puede ser plasmado en imágenes pero solo puede descrito por poetas y artistas que entiendan lo divino.


Cabo Home, donde el atardecer es arte
Actualizado el 1 septiembre,2017.
Publicado por