Archivos de la categoría ‘Naturaleza’

El Diucón (Xolmis Pyrope) es una pequeña ave suramericana con unos atractivos ojos rojos de color muy intenso que le da un toque endemoniado, de hecho en inglés la denominan “Fire-eyed Diucon“. Pese a su nombre es un ave confiada que no se asusta especialmente por la presencia humana, lo que me permitió tomar esta cercana foto en la isla Navarino en las cercanías de la localidad chilena de Puerto Williams.

diucón

El diucón es una pequeña ave que sorprende por sus intensos ojos rojos  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Este ave de pico negro y de color grisáceo vive en parejas o en pequeños grupos y suele posarse en las partes altas de los arbustos, donde se queda a la espera para cazar insectos. Se distribuye por ambas laderas de los Andes y en muchas de las islas del Sur del continente americano.

Un animal con fuego en su mirada y de diabólica belleza y un recuerdo imborrable de mis viajes por el archipiélago de Tierra del Fuego.


Diucón, el ave de los ojos de fuego
Actualizado el 21 septiembre,2016.
Publicado por

Uno de los pingüinos que más me ha gustado descubrir a lo largo de mis travesías es el pingüino de Macaroni (Eudyptes chrysolophus), no es un “pájaro bobo” espectacular en tamaño, de hecho es más bien pequeño, pero el toque encrestado cuasi rebelde que le conceda su cresta punk de color anaranjado le hizo siempre especial a mis ojos.

Pingüino de Macaroni

Pingüino de Macaroni  Foto: Campaña Antártica 07/08

No es la única especie de pingüino con cresta, ya que existen varias especies con esta singularidad, pero si es de las pocas especies que alcanzan las aguas del continente antártico. Con todo debemos considerar como especie puramente subantartica y suele criar principalmente en islas como Malvinas, Georgía del Sur o Sandwich del Sur.

macaroni

Pingüino de Macaroni compartiendo colonia con los pingüino de Barbjio  Foto: Campaña Antártica 07/08

Es una especie altamente gregaria y gusta de criar en colonias inmensas tremendamente ruidosas. Monógamos, suelen guardan vínculos de pareja durante años, períodos de convivencia marital durante las cuales los progenitores se alternan en las tareas de cuidan y alimentar a los polluelos. Su dieta esta básicamente dedicada a la captura de Krill con pequeños aportes de pescado y pequeños calamares.

Sin duda una especie singular, bella, rebelde y llamativa,  un auténtico provocador de los mares del Sur.

Macaroni, el pingüino punk
Actualizado el 2 agosto,2016.
Publicado por