Posts etiquetados ‘Blog viajes’

Las predicciones meteorológicas realizadas por marmotas se volvieron especialmente populares tras el éxito de la película Atrapado en el tiempo, en el que la trama transcurría alrededor de la Fiesta del día de la Marmota en la localidad estadounidense de Punxsutawney, pero está tradición no es exclusiva de este pueblo de Pensilvania, sino también se extiende al vecino Cánada, donde en la localidad de Wiarton en Ontario se celebra un festival similar en el que en este caso la protagonista es la marmota Willie.

Wiarton Willie

Estatua en homenaje a Wiarton Willie  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

El comportamiento de Wiarton Willie es analizado cada 2 de febrero (momento intermedio entre el solsticio de invierno y el equinoccio de primavera) por un grupo de expertos locales que en base a ello determinan si el invierno se extenderá o no 6 semanas más.

Las marmotas tienen la capacidad de invernar y en función del clima exterior prolongan más o menos su periodo de sueño, de ahí que desde tiempos históricos los granjeros se hayan fijado en su sensible comportamiento. Según se cree si la marmota no ve su sombra a salir de su madriguera, al ser un día nublado, el invierno terminará pronto; por el contrario, por ser un día soleado, la marmota intuye su sombra regresa a la madriguera dando a entender que el invierno se prolongará varias semanas a mayores. 

Aunque muchos discuten el éxito de las predicciones, la celebración del Wiarton Willie Festival es uno de los reclamos turísticos de esta localidad canadiense perteneciente al Condado de Bruce; con todo el festival es relativamente reciente de hecho comenzó a celebrarse a partir del año 1957 y surgió curiosamente sin una marmota de por medio.

Aparentemente un vecino de Wiarton, Macklemore McKenzie, envió invitaciones a sus amigos de la infancia para una fiesta que denominó a modo de broma “Día de la marmota“.  Una de estas invitaciones acabo en manos de un periodista del Toronto Star que hizo el largo viaje hasta Wiarton para fotografiar el evento, sin ser consciente de que el mismo era solo un encuentro entre amigos y no había realmente predicciones meteórologicas hechas por animales; al llegar allí se encuentro sin historia con que justificar el viaje, así que para solucionarlo McKenzie cogió un gorro de su mujer que aparentaba ser una marmota y cavo un agujero en un aparcamiento lleno de nieve e hizo una predicción como si fuera todo de verdad. El instante fue grabado por la cámara del reportero que consiguió que se la publicasen en el periódico, logrando un cierto impacto mediático que provocó que al año siguiente hasta 50 personas se acercasen a la localidad para presenciar un evento que no existía. Viendo el posible tirón, McKenzie decide crear un festival con marmotas de verdad que se repite anualmente con un gran éxito de público, más aun teniendo en cuenta en la época del año en el que se celebra.

Durante los primeros años la predicción fue realizada por tres animales de forma conjunta (Grundoon, Muldoon y Sand Dune), pero será la mediática y albina Willie, en los años 80, quien popularice el festival y se convierta en símbolo oficial del mismo, siendo su éxito tal que cuenta hasta con una estatua propia en un lugar preferente del pueblo.

En 1999 Willie murió con honores y fue sustituida por una nueva generación de marmotas albinas denominadas Wee Willie, que van siendo sustituidas por otros cada vez que fallecen. Animales célebres que con sus predicciones mantienen el espíritu de una fiesta que pese haber nacido de una broma, ha conseguido que gente de todo el mundo se acerque a este pueblo canadiense a celebrar (si la sombra de la marmota lo permite) el fin del invierno.


El día de la marmota canadiense
Actualizado el 11 abril,2017.
Publicado por

Una escultura parece tomar una bocanada de aire puro en el Souto de García Sánchez, oxigeno vital cargado de poesía que nace de la savia de esta arboleda centenaria ubicada en la localidad gallega de Lalín.

Souto de García Sánchez

Souto de García Sánchez en Lalín  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Este soto pontevedrés parece sacado de los sueños de un trovador, versos materializados en un conjunto escultórico de extraños seres inanimados, los cuales mezclan sus fantasiosas formas con hileras de castaños que en perfecta armonía crecen en altura y nos regalan un paisaje que enamora.

Bosque que a veces parece trazado por los ojos de un pintor impresionista y cuya imagen muta con las estaciones; así en otoño los árboles comienzan a perder su fronda y llenan el suelo de hojarasca y erizos de castaña creando una postal de parduzcos colores. En invierno, el paisaje desnudo crea vías de paso para un viento seco que se divierte entre los troncos y que se convertirá en amable brisa en primavera, momento en que las flores surgen en el prado y los arboles exhiben brotes de hojas aserrada, que en verano darán sombra a una enorme mesa parroquial obra del arquitecto Cesar Portela y en donde los vecinos disfrutan de “celestiales” banquetes.

Souto de García Sánchez Lalín

Algunas de las esculturas existentes en el Souto de García Sánchez  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Este paraíso de hoja caduca perteneció en el pasado a la familia García Sánchez, la cual obtenía madera noble de su explotación; hoy en día el uso maderero es limitado, pero su perfil literario en cambio proporciona sabrosas castañas y buenas fotografías, a unos visitantes que pueden completar su recorrido por la naturaleza recorriendo otros espacios singulares de la zona como la popular Fraga de Catasós o mismo la área recreativa de Mouriscade; ejemplos todos del potencial turístico de Lalín, un interior único donde los poetas pueden soñar y escribir versos sin mucho esfuerzo, ya que la inspiración en este entorno mágico se palpa y se siente en cada rincón.

Souto García Sánchez

Souto García Sánchez durante el otoño  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Souto de García Sánchez, el rincón más poético de Lalín
Actualizado el 22 marzo,2017.
Publicado por