Kuşadası, la isla de los pájaros

Donde el Egeo turco se hace aún más hermoso, una isla, rodeada por los imponentes de una fortaleza, adopta la forma de la cabeza de un pájaro y da nombre a la ciudad aledaña conocida como Kuşadası (La isla de los pájaros en turco), uno de las localidades turísticas más famosas de Turquía.

Kuşadası Turquía
Vista del castillo de Kuşadası  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Kuşadası, es un destino que crece exponencialmente de visitantes cuando el verano aprieta en Turquía; un turismo de masas que buscan el ansiado sol y sus playas, pero que también se deja ver por un centro urbano que alberga interesantes monumentos. El más famoso es su fortaleza que se ubica en una isla conectada al continente, donde una consistente torre se hace rodear de muros y compite en altura con un faro que ilumina a los marineros del accidente geográfico.

Kuşadası
Fortaleza de Kuşadası  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

El perfil del castillo, a veces se combina en el horizonte con las decenas de cruceros que realizan constantes paradas en su tranquilo puerto, no hay que olvidar que Kuşadası es el puerto más próximo a las famosas ruinas arqueológicas de Efeso y por ello el tráfico de turistas es constante.

Quienes se quedan en la ciudad portuaria podrán disfrutar de unas calles peatonales volcadas al comercio, espíritu vendedor que viene de lejos ya que la ciudad fue un importante puerto comercial, que negociaba con todo el Mediterráneo, pero también con Asia ya que la localidad albergaba un importante Kervansaray.

Denominado como Öküz Mehmet Paşa Kervansarayı, este “palacio de caravanas” fue inaugurado en 1618 y recibe el nombre de su promotor el Paşa Öküz Kara Mehmed, que levantó el edificio para que sirviera como lugar de refugio y comercio para las caravanas que transportaban transportando materiales exóticos de oriente; hoy en día el histórico edificio aloja uno de los hoteles más prestigiosos de la ciudad.

Kuşadası Turquía
Calles de Kuşadası  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Las calles de la ciudad guardan muchos secretos, entre ellas varias de mezquitas de cierto valor como la de Kaleiçi o los restos de las antiguas murallas de la ciudad, pero serán sus extensas playas las que atraigan más al público foráneo, entre ellas destaca la famosa Ladies beach, que pese a lo que dice su nombre no es exclusiva de mujeres.

Kuşadası
El Kervansaray de Kuşadası  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Playas, comercio,monumentos y una isla fortificada, Kuşadası es un tarro de esencias listo para ser abierto para quienes quieran disfrutar del Egeo turco, un regalo que hasta los pájaros pueden disfrutar desde el cielo.


Kuşadası, la isla de los pájaros
Actualizado el 9 octubre,2017.
Publicado por 

Anuncios

Castello Sforzesco, de odiada fortaleza a emblema de Milán

Castello Sforzesco

Milán atesora un rico patrimonio histórico que ha conseguido sobrevivir a las mil y una guerras que ha afectado a la capital de Lombardia a lo largo de su historia; de ese legado arquitectónico podemos destacar el Castello Sforzesco, una sobresaliente fortaleza medieval con la cual los milaneses han mantenido una historia de amor-odio y que hoy en día constituye uno de los monumentos más conocidos de la ciudad junto al Duomo y a la galería Vittorio Emanuele II.

Castello Sforzesco
Entrada al Castello Sforzesco en Milán  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

RESIDENCIA DE LA FAMILIA SFORZA

Aunque el castillo fue construido entre 1360 y 1370 por la familia Visconti, sería la saga de los Sforza quienes tras conquistar la ciudad en 1450 y darían eterno nombre a este imponente monumento.

Franzesco Sforza, líder de la familia, amplió y embelleció el castillo con el fin de que la población se reconciliase con el mismo, ya que la fortaleza recordaba lo peor del sanguinario gobierno de los Visconti; para esta tarea contrató al arquitecto conocido como Filarete que realizó importantes reformas en el edificio, entre las que destaca el levantamiento de la torre que hoy en día lleva su nombre y que se ha convertido en su elemento más emblemático; pero Filarete,  no fue el único artista que dejó su impronta ya que otros grandes artistas como Leonardo Da Vinci pintaron varias de las salas del recinto.

Castillo Milan
Torre Filarete  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

SÍMBOLO DE LA DOMINACIÓN EXTRANJERA

El edificio pasaría por diferentes manos extranjeras desde que los franceses ocuparan el mismo en 1499, siendo la ocupación española del siglo XVI una de las más significativas, ya que estos prescindieron del uso residencial del mismo y lo alteraron para que pudiera servir de bastión militar, una fortaleza que no solo tenía fines defensivos ante ataques externos, sino que desde la misma los gobernantes foráneos podían controlar la frágil lealtad de la población local.

Este vínculo con la dominación extranjera generó un sentimiento de desafección hacía el edificio que se mantendría con los siglos, hasta el punto que muchos ciudadanos abogasen por su derribo en varias ocasiones.

UNO DE LOS MUSEOS MÁS IMPORTANTES DE MILÁN

El fin de las guerras napoleónicas y la reunificación italiana en el siglo XIX, provocaron que el castillo fuese cedido al ayuntamiento, quien construyó un gran parque público en parte de sus terrenos y restauró alguno de los edificios del complejo como el caso de la Torre de Filarete que llevaba siglos parcialmente derruida, tras una explosión ocurrida en 1521.

Durante la II Guerra mundial, el edificio sería dañado siendo ampliamente renovado tras la contienda, momento en el que se decidió que sus extensas salas sirviesen de contenedor cultural de varios museos y colecciones de arte.

Monumentos Milán
Interior del Castello Sforzesco Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

EL CASTELLO Y SU NUEVO VÍNCULO CON LOS MILANESES

Poco a poco los milaneses han ido aceptando el perfil amurallado del castillo como uno de los elementos más singulares y hermosos de su casco urbano, olvidando definitivamente los vínculos negativos asociados al mismo.

Tanto el interior del castillo como su parque, se han convertido en uno de los lugares de esparcimiento más concurridos por los milaneses que disfrutan de su belleza y céntrica ubicación; un sentimiento compartido con los turistas, que tras extasiarse con el potencial comercial de la Vía Dante, desembocan frente a frente con en este histórico edificio, que resume como ninguno la rica historia de la ciudad de Milán.

Milán
El interior del Castillo alberga importantes museos y colecciones de arte  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Castello Sforzesco, de odiada fortaleza a emblema de Milán
Actualizado el 17 julo,2017.
Publicado por