Carcassonne, una ciudad de sueños

Aquellos que una vez fuimos niños y nos apasionábamos por la historia, dibujábamos mentalmente castillos medievales donde se materializaban gestas heroicas, arquitectura delineada en sueños que existe y que se muestra con todo esplendor en la villa francesa de Carcassonne.

Carcassone Francia
Fortaleza de Carcassone  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Carcassonne es uno de los lugares más emblemáticos y turísticos del Sur de Francia, punto esencial de la intensa memoria histórica que envuelve a toda la región del Languedoc.

La singularidad de la villa se epicentra en su parte alta, completamente amurallada con un sistema defensivo doble con muros que acogen a más de 50 torres y que forman una perfecta estampa propia de una portada de puzzle.

Carcasona Francia
Torres de Carcassone  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

La cité, como se llama a la antigua villa medieval, hoy nos parece un monumento de gran hermosura, pero esa mística nos hace olvidar que sus muros sirvieron de defensa ante múltiples ataques. El más destacado es el perpetrado contra los Cátaros, herejes cristianos que se enfrentaron al poder de Roma bajo el amparo de los feudos occitanos y de la corona aragonesa. Su trágico destino es aun hoy día recordado y es el germen de una amplia bibliografía que siempre hacen referencia al trágico asedio sufrido por Carcasona en 1209.

Carcasona
Carcasona  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

La visibilidad del conjunto de la Cité es excelente, cuyo perfil de belleza fue restaurado por Eugène Viollet-le-Duc a mediados del siglo XIX. El recinto coronado por decenas de torres, exhibe unos muros de gran consistencia, que tomaron como base los restos de una fortaleza romana y que han atrapado en su recorrido interior decenas de callejuelas, un poco laberínticas, que contrastan con la geometría perfecta de la parte nueva de la ciudad.

Plena en actividad comercial y turística, la fortaleza está capitalizada por un recorrido de leyenda a través de sus murallas y puertas, que uno puede completar sentándose en una terraza y disfrutando de los vinos y gastronomía de la tierra o bien admirando el arte de la basílica de Saint Nazaire, la cual sorprende con su mezcla de estilos arquitectónicos e interior intimo donde lucen sus hermosas vidrieras.

Carcassone
Carcassone desde el puente Vieux  Foto Miguel Ángel Otero Soliño

Carcassonne es una ciudad para el descanso, un lugar de paseos peoniles o en bicicleta, para aprender historia y para disfrutar de los pícnics al pie del Canal del Midi, que con su lento pasar de aguas comunica el Mediterráneo el Atlántico. Es difícil retener la imaginación en un lugar así y no caer en los pensamientos de la infancia, sueños que en ocasiones se cumplen y que se materializan en las puertas de la vieja Carcasona.

Carcassonne, una ciudad de sueños
Actualizado el 10 agosto,2016.
Publicado por

Anuncios

Castillo de Sant’Angelo, el fortín de Roma

Roma es tierra de románticos, de amantes que bordean el Tiber en busca de un puente donde besarse y que en la mayoría de las ocasiones desembocan en el Castillo de Sant´Angelo, emplazamiento idóneo para materializar en caricias el amor que desprende cada rincón de la ciudad.

Sant Angelo
Castillo de Sant´Angelo en Roma  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

El Castillo de Sant´Angelo es reflejo de la fuerza milenaria de Roma, un monumento de casi dos milenios de antigüedad cuyas raíces se nutren del Imperio Romano y de un emperador, Adriano, que ordenó su construcción en el año 135 d.c., con el fin de servir como mausoleo de su familia.

Su estratégica posición y el paso de los años, hizo que el castillo se transformase en un edificio militar puro y duro, cuyos muros observaron la decadencia romana y su reconversión como bastión de los estados papales, de hecho el Vaticano está conectado directamente con el edificio a través de una pasarela. Esa vinculación con el Papa hizo que el antiguo mausoleo se convirtiese con el tiempo en un palacio elegante a la par que inexpugnable, así sirvió de refugio al papa Clemente VII ante la furia del rey español Carlos I, el cual saqueo Roma y aisló durante meses al Papa en el castillo.

Sant´Angelo es uno de esos lugares que atrapan visualmente al visitante, dada la exquisita originalidad de su ovalada figura y unas imponentes murallas que lentamente se muestran cuando uno atraviesa el puente del mismo nombre, el cual constituye una autentica avenida directa al corazón del fortín.

Castillo Roma
Entrada principal del castillo Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

El castillo es coronado por una estatua del arcángel Miguel blandiendo una espada, que conmemora la leyenda por la cual este apareció en lo alto del mismo derrotando con su afilada hoja a la epidemia de peste que se desató en la ciudad; esta hazaña bautizó al recinto, siendo el topónimo que ha permanecido con los siglos. Ya en el interior, el edificio diseña una red compleja de pasajes, estancias del palacio, celdas de castigo etc, configuración única finalizada con unas descansadas y envidiables vistas de la ciudad.

Actualmente el castillo conforma el Museo Nazionale del Castel Sant’Angelo, un centro expositivo de excepción y uno de los monumentos más populares de Roma, un auténtico imprescindible para aquellos que aman esta hermosa y eterna ciudad.

Castillo de Sant’Angelo, el fortín de Roma
Actualizado el 22 enero,2016.
Publicado por