¿Qué es el fútbol gaélico?

gaelic football

Irlanda siempre ha destacado por ser un país lleno de singularidades, personalidad propia que se manifiesta claramente en el hecho de que es una de las pocas naciones en el mundo en las que el fútbol inglés no es dominante, ya que en la isla de San Patricio el deporte rey es otro y se llama fútbol gaélico.

gaelic football
Fútbol gaélico en Irlanda durante uno de los partidos del All-Ireland Championship

¿Por qué el fútbol gaélico es el deporte más popular en Irlanda?

Los deportes tradicionales irlandeses han formado parte de la historia del país desde tiempos inmemoriales, pero a mediados del siglo XIX algunos ciudadanos de la isla estaban preocupados por la posible extinción de los mismos, especialmente por la creciente popularidad de los deportes británicos como el fútbol o rugby; por todo ello estas voces decidieron unirse para promover no solo la práctica de los juegos gaélicos, sino también para estandarizar y regular los mismos.

En este proceso de concienciación y defensa de los deportes gaélicos, influyó en gran medida el pujante nacionalismo irlandés que había resurgido con gran fuerza tras la Gran Hambruna; así la potenciación de los deportes propios servía para marcar una distancia identitaria con los británicos que de aquella dominaban la isla con mano férrea.

fútbol gaelico
Aficionados irlandeses durante una de las finales del All-Ireland Championship

La clave de este proceso de integración de los deportes gaélicos en la identidad colectiva irlandesa, se cimienta con la fundación en 1884 de la Gaelic Athletic Association (GAA) bajo cuyo paraguas se regularon 4 deportes tradicionales irlandeses: el Fútbol gaélico, el Hurling, el Camogie (versión femenina del Hurling) y el Handball (similar a la pelota vasca).

La clave del éxito de la GAA es que fomentó un sentimiento de pertenencia y de patriotismo irlandés a lo largo y ancho país, de hecho hasta 1971 aquellos que competían en “deportes foráneos” tenían prohibido ser miembros de la asociación y aun más, los miembros de las fuerzas policiales o militares británicas siguen teniendo, a día de hoy, vetada su participación en el deporte gaélico. Un mensaje con trasfondo político y cultural que fue apoyado por la influyente iglesia católica irlandesa (que promovió los deportes gaélicos en sus parroquias) y que caló especialmente en el rural irlandés (la zona más afectada por la hambruna), creando lazos sociales e identitarios con estos deportes que aun perduran hoy en día.

Tras la independencia de Irlanda del Reino Unido en 1923, el fútbol gaélico ganó aun más popularidad y paso a ser considerado como el deporte nacional irlandés y su campeonato, el All-Ireland Senior Championships, en el evento más grande del año en Irlanda, de hecho sus partidos finales sé disputan el Croke Park de Dublín, uno de los estadios más grandes de Europa con capacidad para 80.000 espectadores.

fútbol gaélico
Aficionadas al fútbol gaélico en Irlanda

Otro de los motivos de la vitalidad del fútbol gaélico es el carácter amateur de los campeonatos, regla que se lleva a rajatabla y que provoca que ningún jugador o entrenador puede recibir dinero a cambio de jugar en los equipos. Además, los jugadores tienen que jugar con el equipo de su localidad (en la competición de clubs) o de su condado (en el torneo de condados), solo permitiéndose cambios en muy contadas excepciones (por motivos laborales principalmente) y siempre bajo acuerdo entre equipos (en la competición de Condados o Counties no está permitido el intercambio de jugadores).

Todo esto impide que los clubs más grandes puedan tentar con dinero a jugadores de los más pequeños, permitiendo que equipos de áreas menos pobladas puedan competir en igualdad de condiciones al poder retener a sus jugadores más destacados; esta política facilita que podamos encontrar estrellas de este deporte compitiendo para equipos de pueblos de unos pocos miles de habitantes, lo cual mejora el desarrollo deportivo en áreas remotas de Eire y genera indirectamente un nexo emocional fuerte entre los irlandeses con su club o condado, ya que en el juegan siempre miembros de su propia comunidad.

Pero especialmente el fútbol gaélico (Peil Ghaelach en irlandés) sigue siendo el deporte rey de Irlanda porque es un deporte vertiginoso, entretenido y con altas dosis de emoción, que engancha a quienes lo practican o quienes simplemente lo disfrutan desde la grada.

¿Como se juega al fútbol gaélico? 

El fútbol gaélico es un deporte que se compite en un campo rectangular, de entre 130 y 145 metros de largo y entre 80 y 90 metros de ancho y en el que juegan 15 contra 15, aunque fuera de Irlanda se ha adoptado el modelo 11 contra 11 en campos de fútbol inglés por la imposibilidad de disponer de campos de las dimensiones reglamentarias.

El objetivo principal consiste en obtener más puntos que el rival introduciendo el balón (similar al de fútbol aunque más pesado) en una portería con forma de H (similar a la de Rugby) que tiene en su parte inferior una red. Los puntos se consiguen o bien marcando un gol (en la portería inferior) cuyo valor es de 3 puntos (el juez de gol o umpire levantará una bandera verde) o entre los 2 palos con un valor de 1 punto (se levantará una bandera de color blanco).

gaélico
La portería de gaélico tiene forma de H con una red en su parte inferior

Aunque muchos asocian erróneamente el fútbol gaélico al rugby unión, su parecido en lo que respecto al juego, más allá de las porterías, es escaso, de hecho el gaélico es un deporte netamente ofensivo y de espacios donde predomina el dinamismo y la rapidez y en donde el contacto, aunque es frecuente, está muy limitado y es mucho menos violento; lo que si comparten ambos deportes es el compromiso de respeto al arbitro y el no finguimiento de faltas, lo que convierte al fútbol gaélico en un deporte de gran nobleza.

En líneas generales, podemos hablar que el gaélico es una mezcla de fútbol inglés y balonmano (especialmente si lo comparamos con la antigua modalidad de balonmano 11 que se jugaba en campos de hierba), así el jugador en posesión de la bola puede retenerla entre sus manos 4 pasos seguidos (o el tiempo equivalente a dar 4 pasos) o bien golpear la bola con el pie o las manos, botar una vez el balón (no está permitido el doble bote) o hacer un solo (tras el solo o el bote el jugador puede ejecutar otros 4 nuevos pasos).

 

Una vez en posición de disparo, el jugador puede optar por lanzar a palos o bien lanzar a la portería inferior que está protegido por un portero (quizás la figura más similar al del fútbol inglés); el remate a la portería inferior puede ser o bien con el pie o con la mano aunque en este último caso el balón debe ser rematado de primeras, previo pase de otro jugador o bien procedente de un rechace (no vale rematar a gol con el balón controlado).

Uno de los elementos más singulares del fútbol gaélico es que no existe saque de centro (salvo el inicial de cada parte), de tal forma que tanto si la jugada ha terminado en anotación o bien se ha ido por fuera de la línea de portería, el juego se reanuda inmediatamente con un saque de puerta (en el que portero puede hacer uso de un cono para ganar más altura en el disparo); todo ello conlleva un ritmo vertiginoso ya que los jugadores ni siquiera pueden celebrar las anotaciones ya que el juego continúa sin apenas pausas.

Otros elementos diferentes es que no existe fuera de juego (solo en el área pequeña), los saques de esquina son sustituidos por un lanzamiento desde 45 metros y los saques de banda se realizan con el pie.

Gaélico en Vigo
Partido de fútbol gaélico en Vigo

¿Cual es la situación del fútbol gaélico fuera de Irlanda? ¿Puedo jugar al fútbol gaélico en España?

En los últimos años tanto en la GAA ha intentado promocionar el deporte a nivel mundial más allá de los centros de diáspora irlandesa como EE.UU o Reino Unido (Londres y Nueva York compiten con un equipo propio en el All-Ireland), logrando significativos avances y consolidando equipos y ligas en diferentes regiones del mundo y organizando los primeros mundiales de selecciones.

En España, el fútbol gaélico se concentra principalmente en Galicia (que incluso tiene selección propia) donde existen 2 divisiones masculinas y una femenina, aunque existen una decena más de equipos dispersos por toda la península y que compiten anualmente a nivel regional para acceder al torneo ibérico y europeo.

La mayoría de los equipos de España, están abiertos a introducir y enseñar el deporte a cualquier nuevo jugador, así que alguien está interesado (hay equipos tanto de chicos como de chicas) no dudéis en buscar vuestro club local y probar suerte con este hermoso deporte.

El fútbol Gaélico como marca turística de Irlanda 

Las autoridades turísticas irlandesas así como el gobierno de este país, han comenzado a darse cuenta del tirón de este deporte a la hora de promocionar la imagen del país, siendo un claro ejemplo lo sucedido recientemente cuando el primer ministro de Irlanda regaló a Mariano Rajoy una camiseta de la selección gallega de fútbol gaélico durante una visita oficial a España.

Todo este esfuerzo diplomático y turístico de trasmitir uno de los signos de identidad irlandés tiene su recompensa, no solo por el prestigio para el país que supone el liderar un deporte en crecimiento sino también por el flujo creciente de personas que acaban visitando Irlanda por su vínculo con el deporte gaélico, ya que además de la posibilidad de visitar uno de los países más bellos de Europa, los visitantes pueden asistir de primera mano a partidos de la élite de este deporte, o bien mejorar su conocimiento del mismo a través de cursos y torneos que suelen desarrollarse anualmente por toda Irlanda; un nexo cultural y deportivo que facilita el dialogo entre irlandeses y foráneos al tener un puente de conversación en común, lo que fomenta la creación de amistades duraderas.

Además los deportes gaélicos son vividos con mucha pasión por los irlandeses, de ahí que muchos turistas o residentes extranjeros en el país (sin vínculos con el deporte) se muestren interesados en acudir a los partidos para sentir esa experiencia de ver en vivo deportes únicos en el mundo.

Todo ello ha permitido que esta tradición centenaria irlandesa se haya convertido en un reclamo turístico más de Irlanda, un país lleno de sorpresas y en el que el fútbol más popular se juega también con las manos.

Selección gallega de fútbol gaélico
Rajoy recibiendo una camiseta de la selección gallega de fútbol gaélico de manos del primer ministro irlandés en una reciente visita a España

¿Qué es el fútbol gaélico?
Actualizado el 27 junio,2017.
Publicado por

Anuncios

Calcio storico, el deporte que dio origen al fútbol

Calcio histórico florencia

La iglesia de Santa Croce en Florencia se muestra hermosa con su iluminación nocturna y su fachada parece buscar reflejo en una extensa plaza pública que ahora luce desierta. La explanada es pobre en ornamento en comparación con la frecuente ostentación de otros foros de la ciudad, pero el espacio no está libre sin motivo, sino que está aguardando la llegada del mes de junio, momento en que su estética cambiara radicalmente y se convertirá en un abarrotado recinto listo para acoger el evento deportivo más importante de la capital de la Toscana, hablamos del popular “Calcio storico“.

Calcio florentino
El Calcio storico está considerado como uno de los antecesores del fútbol moderno

El deporte que inspiró al fútbol

El también conocido como “Calcio florentino“, es un brutal deporte que muchas fuentes consideran como el antecesor del fútbol moderno, ya que sirvió de inspiración al Fútbol de Carnaval, que se empezó a jugar en la Edad Media en las Islas Británicas y que con los años evolucionaría creando el fútbol y el rugby actual.

Esta peculiar modalidad deportiva se originó como parte del entrenamiento militar de las tropas de la antigua Grecia, siendo exportado a Florencia en el siglo I a.c donde se haría muy popular entre las legiones romanas apostadas en la ciudad. Con los siglos se convertiría en un espectáculo muy vinculado a la identidad local, de hecho el pueblo florentino celebró de modo desafiante un célebre encuentro durante el asedio de la ciudad por parte de las tropas de Carlos V, partido con el que el gobierno de Florencia quiso demostrar que su estado de ánimo estaba intacto y listo para una larga resistencia. Durante el siglo XVIII esta tradición deportiva cayó en desuso, hasta que en el año 1930, con el motivo del cuarto centenario del célebre encuentro, se recuperó la celebración del torneo que se ha venido celebrando interrumpidamente desde entonces, con excepción del período correspondiente a la II Guerra Mundial.

Calcio Storico Fiorentino
Las peleas son frecuentes durante los partidos de Calcio Storico

Una competición plena en violencia

La competición, cuya final suele celebrarse el día 24 de Junio en coincidencia con la festividad de San Juan, suele enfrentar a 4 equipos, los cuales están íntimamente asociados a los barrios históricos de Florencia. Cada equipo se identifica por un color exclusivo, así el verde representa al barrio de San Giovanni/Baptisterio, el rojo identifica a los jugadores procedentes de la barriada de Santa Maria Novella, el azul al barrio de Santa Croce y finalmente el blanco identifica a los habitantes de Santo Spirito/Oltrarno.

El “Calcio storico fiorentino” es juego muy físico y pleno en violencia, consistente en un enfrentamiento entre dos equipos de 27 jugadores, que se dividen en secciones. El objetivo del juego, que dura 50 minutos, es introducir el balón en la portería adversaria, la cual esta definida por una red que ocupa en longitud todo el fondo del rectángulo del juego.

Si los jugadores introducen el balón en la portería reciben un gol o caccia, en cambio si se falla el lanzamiento y el balón pasa por encima de la linea se suma media caccia para el rival, los equipos cambian inmediatamente de lado tras la consecución de un tanto.

Los jugadores pueden tocar el balón tanto con las manos como con los píes y prácticamente está permitido cualquier tipo de placaje, así como puñetazos, patadas etc, lo cual hace que la mayor parte de los jugadores, que suelen vestir pintorescos trajes renacentistas, acaben con importantes heridas en su cuerpo; incluso, en ocasiones, los jugadores se olvidan del esférico y se enzarzan en multitudinarias peleas.

Calcio Florentino
Comitiva de comparsas previa a los partidos del Calcio Florentino

Un espectáculo multitudinario con un singular premio

Los partidos, que son televisados, vienen precedidos de un colorido desfile de comparsas que portan hermosos estandartes y trajes de época y que parten de la iglesia de Santa María de la Novella, cruzando toda la ciudad, siendo el alcalde de Florencia quien encabece la marcha.

Las gradas suelen estar llenas de aficionados de los distintos equipos que animan constantemente a los jugadores, de un modo similar a lo que ocurre en los partidos de fútbol moderno, ya que es motivo de gran orgullo para el barrio correspondiente el vencer en la competición; un sentimiento que no está motivado por dinero, ya que el trofeo por tal titánico esfuerzo es solo la entrega simbólica de una ternera de la raza “Chianina”.

El calcio storico como deporte puede horrorizar a muchos, pero es innegable el valor inherente en el mismo en la creación de la identidad florentina, una competición milenaria que todos los veranos convierten a la plaza de Santa Croce en el corazón de la Toscana.

El calcio storico, el deporte que dio origen al fútbol
Actualizado el 12 mayo,2016.
Publicado por