Posts etiquetados ‘Rías Baixas’

Una escultura parece tomar una bocanada de aire puro en el Souto de García Sánchez, oxigeno vital cargado de poesía que nace de la savia de esta arboleda centenaria ubicada en la localidad gallega de Lalín.

Souto de García Sánchez

Souto de García Sánchez en Lalín  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Este soto pontevedrés parece sacado de los sueños de un trovador, versos materializados en un conjunto escultórico de extraños seres inanimados, los cuales mezclan sus fantasiosas formas con hileras de castaños que en perfecta armonía crecen en altura y nos regalan un paisaje que enamora.

Bosque que a veces parece trazado por los ojos de un pintor impresionista y cuya imagen muta con las estaciones; así en otoño los árboles comienzan a perder su fronda y llenan el suelo de hojarasca y erizos de castaña creando una postal de parduzcos colores. En invierno, el paisaje desnudo crea vías de paso para un viento seco que se divierte entre los troncos y que se convertirá en amable brisa en primavera, momento en que las flores surgen en el prado y los arboles exhiben brotes de hojas aserrada, que en verano darán sombra a una enorme mesa parroquial obra del arquitecto Cesar Portela y en donde los vecinos disfrutan de “celestiales” banquetes.

Souto de García Sánchez Lalín

Algunas de las esculturas existentes en el Souto de García Sánchez  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Este paraíso de hoja caduca perteneció en el pasado a la familia García Sánchez, la cual obtenía madera noble de su explotación; hoy en día el uso maderero es limitado, pero su perfil literario en cambio proporciona sabrosas castañas y buenas fotografías, a unos visitantes que pueden completar su recorrido por la naturaleza recorriendo otros espacios singulares de la zona como la popular Fraga de Catasós o mismo la área recreativa de Mouriscade; ejemplos todos del potencial turístico de Lalín, un interior único donde los poetas pueden soñar y escribir versos sin mucho esfuerzo, ya que la inspiración en este entorno mágico se palpa y se siente en cada rincón.

Souto García Sánchez

Souto García Sánchez durante el otoño  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Souto de García Sánchez, el rincón más poético de Lalín
Actualizado el 22 marzo,2017.
Publicado por

Las aguas del río Miño fluyen silenciosamente mientras su humedad se concentra en nubes bajas que recorren el valle entremezclándose con los viñedos recién cosechados, los olores se desprenden sin ataduras y los sensores olfativos se despiertan un poco desbordados, no es para menos ya que nos adentramos en la Finca de la Moreira y sabemos que aquí vamos a oler a buen vino.

 Pazo de la Moreira

Entrada al Pazo de la Moreira  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

La finca de La Moreira en Arbo (Pontevedra) no solo perfuma bien, sino que su belleza inherente activa también nuestro sentido de la vista, ya los terrenos son tan bucólicos que parecen dispuestos a ser pintados por pintores de brocha fina; gente con paciencia y temple al igual que los propietarios, los cuales esperan año tras año la vendimia porque la finca y su pazo son sede de la prestigiosa bodega de vino del Márques de Vizhoja.

Caldos frescos creados con cariño a partir de las uvas albariñas, loureira y treixadura que en septiembre alcanzan su madurez en las laderas protegidas de la finca y que tras ser recogidas pasan a su fermentación en las cubas de la bodega; una vez listo el vino y con todos sus aromas y sabores en plenitud, las botellas son distribuidas por todo el mundo sin olvidarnos de las tiendas de Galicia.

El vino guía este hermoso palacio  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

La finca de la Moreira es el lugar donde nace el vino de Marques de Vizhoja Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

El vino y su proceso de producción es el eje que articula la finca, pero será su Pazo quien dominé visualmente un conjunto que integra varios jardines centenarios, un cruceiro, un palomar, una capilla y hasta una piscina-fuente donde se mantenían vivas en el pasado las preciadas lampreas.

La torre del Pazo, que incluso bautiza a uno de los vinos de la bodega, se eleva sin miedo para otear el vecino Portugal y sus fortalezas de frontera, mientras deja entrever entre sus ventanas un lujoso interior que antaño servía de lugar de recepción para los encuentros y fiestas de la hidalguía de la época.

Bódegas Vizhoja

Una botella de vino se fusiona con el entorno de piedra del Pazo   Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

La Moreira es historia viva de la comarca, testigo presencial de las afrentas napoleónicas, cuyas tropas incendiaron la finca, o mismo de la decadencia de los Pazos de Galicia y su reconversión para otros fines. Un espacio que no puede ser considerado como solo una bodega, sino que hablamos de un singular monumento que entremezcla belleza, historia y perfecta armonía con el entorno, maridaje único que lo convierten en uno de esos lugares que uno debe visitar si quiere disfrutar de la magía de la riqueza cultural, gastrónomica y etnográfica de las Rías Baixas gallegas.

Pazo de la Moreira

Torre del Pazo de la Moreira  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

La Moreira, la finca del buen vino
Actualizado el 5 diciembre,2016.
Publicado por