Wrocław, la ciudad de los enanitos

Los hay a decenas escondidos por todos los rincones, no son seres reales pero forman parte inherente del paisaje urbano de Wrocław, hablamos de sus entrañables enanitos, figuras que en muy poco tiempo se han convertido en uno de los símbolos de la ciudad.

gnomos Breslavia
Uno de los simpáticos enanitos de Wroclaw  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

La ciudad polaca de Wrocław, conocida en español por el nombre de Breslavia, está totalmente invadida por cientos de “gnomos” de unos 20 cm que aparecen como por arte de magia en los sitios más inverosímiles del callejero; generalmente, estas figuras replican escenas graciosas jugando con el mobiliario urbano o haciendo guiños a las actividades comerciales de la calle donde se instalan.

Hoy en día estos “enanitos” o “krasnales” arrancan sonrisas y fotos a pequeños y mayores, pero su origen era más reivindicativo ya que su figura fue utilizada como símbolo de resistencia contra la opresión del gobierno comunista; así en los años 80 del siglo pasado miembros del colectivo Alternativa Naranja, originario de Wrocław, decidieron realizar pintadas anticomunistas por todo el país, las cuales eran acompañadas a modo de burla con un dibujo de uno de estos gnomos.

Alternativa naranja
Una de las pocos grafitis de “enanitos” que han sobrevivido  Foto: Wikipedia

Con la caída del comunismo, los “enanitos” se escondieron en sus mágicos escondites y no volverían a reaparecer hasta el año 2001, cuando el gobierno municipal decidió homenajear la lucha del colectivo e instaló una estatua de un gnomo en la calle Świdnicka, una céntrica avenida de Breslavia donde solían realizarse muchas de las acciones de la oposición anticomunista.

Esta primera estatua es conocida por el nombre de Papa Krasnal y en ella se representa a un “gnomo” colocado sobre un pedestal con forma de dedo pulgar; el éxito de esta estatua y el deseo del gobierno local por mantener vivo el recuerdo de las acciones de Alternativa Naranja, les llevo a instalar más enanitos por toda la ciudad, gesto que fue imitado por numerosas instituciones públicas o privadas.

Breslavia
Papa Krasnal fue el primero de los gnomos de Wroclaw  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Actualmente son cientos los enanitos que habitan Wrocław, de hecho existen rutas turísticas específicas para descubrir los más pintorescos. Un éxito que enamora a los visitantes y que ha provocado cierta controversia, ya que algunos polacos consideran que con su instalación se esta banalizando la lucha en favor de la democracia que realizaron muchos activistas, los cuales sufrieron torturas y penas de prisión.

Pese a la queja más que razonable al respecto, también es cierto decir que la curiosidad por el origen de los “krasnales” ha servido para que muchos se interesen por conocer más sobre la historia reciente de Breslavia; probablemente, sino fuera por estas estatuas el legado de aquellos luchadores por la democracia hubiera quedado progresivamente olvidado en los libros de historia.

Los hijos de Papa Krasnal ya se han independizado y explotan su creatividad en las calles, pero el sigue vigilante de mantener el espíritu de todos aquellos “gnomos” que secretamente trabajaron para que hoy Polonia sea una democracia, un legado que nunca debería olvidarse.

Breslavia
Los enanitos son uno de los símbolos de la ciudad de Wroclaw Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Wrocław, la ciudad de los enanitos
Actualizado el 13 febrero,2018.
Publicado por 

Anuncios

San Estevo, el símbolo monumental de la Ribeira Sacra

La Ribeira Sacra es uno de los destinos más turísticos de Galicia, un entorno natural espectacular templado por el pasar del río Sil y que en su momento fue habitado por numerosos monjes que buscaron aquí su descanso espiritual; esa presencia se manifestó en la construcción de numerosos monasterios, de entre los cuales por su belleza y dimensiones sobresale el de San Estevo de Ribas de Sil, una verdadera joya de la arquitectura religiosa en Galicia.

Fachada Monasterio de San Esteban
Fachada Monasterio de San Esteban  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Situado en el municipio orensano de Nogueira de Ramuín, la comunidad monacal fue fundada por San Martín Dumiense en el siglo VI, aunque su etapa de esplendor será durante el siglo X, cuando la orden benedictina toma el control del mismo. Su estilo es el de románico tardío, aunque su aspecto actual destila grandes aportaciones barrocas con detalles góticos y renacentistas.

Ribeira Sacra
San Estevo de Ribas de Sil  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

El monasterio contaba con hasta 3 claustros, que servían de área de esparcimiento para numerosos obispos que decidían retirarse de la vida pública eclesiástica en esta comunidad, que gozaba de un entorno natural que causa impresión, con frondosos bosques que crecían siguiendo la profunda pendiente que creó el río al erosionar la montaña a los largos de los milenios.

Parador Ribeira sacra
Claustro de los obispos  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Nos encontramos en un microclima único, que favoreció el cultivo de la uva y cuyos vinos de reputado prestigio que en el pasado disfrutaron los monjes y hoy degustan con placer los huéspedes del actual Parador de Turismo, que desde 2004 disfrutan del que probablemente es uno de los hoteles más bellos de Galicia.

Ribeira Sacra Ourense
Monasterio de San Esteban de Ribas de Sil  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Historia, buena gastronomía, relax y un entorno que enamora que más se le puede pedir a una tierra que es sacra, pero a la vez llena de placeres terrenales; un territorio único listo para ser disfrutado con todos los sentidos y en el que el monasterio de San Estevo de Ribas de Sil es uno de sus principales atractivos.

San Estevo, el símbolo monumental de la Ribeira Sacra
Actualizado el 24 enero,2018.
Publicado por