Templo de Debod

Publicado: septiembre 17, 2014 en España, Europa
Etiquetas:, , , ,
Templo de Debod Madrid

Vista del Templo de Debod  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Localización: Madrid

Observaciones: El templo de Debod fue donado por el gobierno egipcio en el año 1968, en compensación por la ayuda española prestada durante la recuperación de templos nubios en peligro por la construcción de la presa de Asuán

-


http://plus.google.com/+MiguelAngelOteroSoliño/

Torre Mar del Plata

La Torre Tanque es uno de los monumentos mas destacados de la ciudad argentina de Mar del Plata  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Localización: Mar del Plata (Argentina)

Año: 1943

-


http://plus.google.com/+MiguelAngelOteroSoliño/

Aun recuerdo una vez que desembarque en la península de Byers en la Antártida, hacía bastante frío y con las manos congeladas sujetábamos una zodiac con medio cuerpo sumergido en el agua; mientras el personal científico desembarcaba de pronto notamos el paso cercano de un animal de gran tamaño, rápidamente mi mente me trajo la imagen de una foca leopardo rondándonos para atacarnos y eche la mano instintivamente a un cuchillo que tenia el traje (gran invento por cierto) y lo agarre con fuerza hasta que emergió de las aguas un macho joven de elefante marino que salio tan pancho a la superficie y que nos ignoro completamente, para alivio de todos.

Elefante marino nadando

Elefante marino saliendo de las aguas de la península de Byers   Foto: Expedición antártica 2006/07

Los elefantes marinos no son animales agresivos con los humanos, pero cualquier encuentro con gigantes de este tamaño merece respeto y distancia, ya que los grandes machos de esta especie pueden alcanzar los 6 metros de longitud y 3700 kg de peso, cifras a tener muy en consideración, por lo que cualquier distancia es buena y necesaria.

El elefante marino del Sur, es de esas especies que dominan el paisaje de las playas antárticas, sus colonias son lugares de pura explosión de fuerza animal, donde el macho dominante lucha por mantener sus harén de hasta 100 hembras, a través de sangrantes batallas a base barrigazos y dentelladas. Estos choques de titanes son constantes y se inician de forma casi espontanea y en esos momentos es mejor no encontrarse bajo su paso, ya que pese a su peso son capaces de moverse rápidamente en tierra arrasando a todo lo que se encuentren por el camino, siendo los lentos pingüinos una de sus principales victimas colaterales.

Elefantes marinos peleándose

Machos de elefantes marinos peleándose  Foto: Expedición antártica 2006/07

Machos y hembras son realmente muy dispares físicamente, así los machos desarrollan una probóscide elefantina que se infla fundamentalmente en las batallas actuado como caja de resonancia, mientras que las hembras transmiten un aspecto bucólico con unos ojos luminosos y aspecto rechoncho y un tamaño considerablemente inferior, de hecho suelen medir unos 3 metros y un máximo de 800 kg.

 Elefante marino

Una característica probóscide de un elefante marino  Foto: Expedición antártica 2006/07

Distribuidos por el cono sur americano, sur de Nueva Zelanda y la Antártida, son animales capaces de sumergirse hasta 1400 metros en inmersiones de 2 horas sin respirar en busca de alimento fresco en forma de peces y cefalópodos, aunque normalmente sus inmersiones no superan la media hora y los 500 metros de profundidad. La gestación de los nuevos retoños suele durar 50 semanas y en el pasado se encontraban amenazados por la caza de focas, pero ahora sus colonias mantienen un estado estable, con un riesgo bajo de extinción.

Como curiosidad contaros que recuerdo como el personal del campamento Byers me contaban que tenían problemas para conciliar el sueño por los ronquidos de algunos machos que se acercaban a las tiendas en busca de calor.

Elefante marino apareandose

En esta foto se observa el apareamiento entre dos elefantes marinos, en ella se puede observar la diferencia significativa de tamaño entre ambos géneros  Foto: Expedición antártica 06/07

Personalmente es de las especies mas impactantes y sorprendentes que haya visto nunca. Siempre recordare esas peleas donde el macho mas joven se volvía hacia nosotros humillado con la cara totalmente ensangrentada tras perder el combate con el macho alfa del harén, que poco a poco se iba debilitando por las continuas peleas que le suponía controlar su territorio, pero que se mostraba exultante en el momento de conseguir un nuevo éxito. Una explosión de testosterona animal, de los auténticos gigantes del Polo Sur.

-


http://plus.google.com/+MiguelAngelOteroSoliño/

Santa Lucia Viana do Castelo

La Basílica de Santa Luzia domina el paisaje de la ciudad portuguesa de Viana do Castelo  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Santa Lucía Viana do Castelo

Interior de la basílica  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Localización: Viana do Castelo (Portugal)

Año: 1943

-


http://plus.google.com/+MiguelAngelOteroSoliño/

Los hoteles forman parte del transfondo necesario del mundo de los viajes, algunos son hermosos y simbólicos pero pocos han conseguido integrarse de forma tan profunda en el perfil psicológico y emocional de una ciudad como lo ha hecho el Château Frontenac en la ciudad de Quebec.

Quebec Frontenac

Château Frontenac domina el paisaje de la ciudad canadiense de Quebec   Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Lo mas sorprendente de este majestuoso complejo hotelero, auspiciado a finales del siglo XIX por la Canadian Pacific Railway para alojar a sus clientes, es su capacidad de integrarse en uno de los pocos cascos antiguos de relevancia que aun perviven en Norteamérica; no solo se amolda a la perfección en este conjunto patrimonial de la Unesco, sino que le confiriéndole un perfil solemne y desgarradoramente bello. Sus 611 habitaciones y suites desprenden un aire señorial y europeo que recuerda al de los castillos franceses, un noble diseño creado a partir de los bocetos del arquitecto Bruce Price, cuya obra se fue desarrollando en innumerables fases hasta su conversión final en hotel de gran lujo en el año 1993.

Hotel  Frontenac

Fachada del hotel Frontenac  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Mas allá de su llamativa fachada y tejados de pendiente vertiginosa, el elemento exterior mas sorprendente del hotel Frontenac es su espectacular edificio principal que es el que transmite la sensación de castillo o Château a todo el monumento. Este torre se eleva sin miramientos hacía el cielo de una forma similar a como lo hacían las torres de homenaje del medievo y su perfil es visible desde prácticamente todos los puntos de la ciudad.

Lujoso y cálido interior, la atmósfera del hotel no es solo ideal para aquellos que quieran organizar un viaje por la hermosa Canadá, sino que también esta habilitado para albergar congresos y actos públicos o sociales de todo tipo; de hecho a lo largo de su corta historia ha servido de sede de importantes eventos internacionales como el caso de las Conferencias de Quebec, así como de escenario de películas como sucedió con el clásico “Yo Confieso” de Alfred Hitchcock.

Château Frontenac Quebec

El imponente perfil del Château Frontenac también es visible desde la parte baja de la ciudad de Quebec  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Autentico símbolo de la identidad de Quebec, el Château Frontenac es de esos edificios que no dejan a uno indiferente, una joya de la arquitectura que sorprende en una Canadá carente de referencias monumentales históricas, un hotel que enamora y que pese a que uno no se aloje en él embellece por si mismo nuestras vacaciones.

-


http://plus.google.com/+MiguelAngelOteroSoliño/