La misteriosa mezquita de Salónica

Publicado: noviembre 1, 2011 en Europa, Grecia, Pueblos del mundo
Etiquetas:, , , , , , , , ,

Pocas localidades han sufrido una transformación tan radical en los últimos 100 años como lo ha hecho la ciudad de Salónica ubicada en la actual Grecia. Thessaloniki fue una de las ciudades más importantes del Imperio Otomano y fue fiel reflejo de la diversidad religiosa imperante en el mismo; uno de los símbolos de aquellos tiempos de respeto fue la construcción de la Mezquita Nueva, un bello edificio que sirvió de centro religioso y comunitario de la secreta religión de los Dönme, también conocidos con el nombre de Sabateos.

Un mesías judío que cambió la realidad de la ciudad

Durante siglos Salónica constituyó un crisol de lenguas y religiones, siendo sus calles ocupadas por cristianos ortodoxos, musulmanes y especialmente judíos de origen español que recalaron en estas tierras tras su expulsión de Iberia durante el reinado de los reyes católicos.

Mezquita Salónica

Fachada principal de la Mezquita Nueva de Salónica  Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Dentro de este último grupo, a mediados del siglo XVII, surgió la carismática figura de Shabbatai Tzevi, el cual fue considerado como el esperado Mesías por un número creciente de seguidores que seguían con pasión sus enseñanzas.

Su capacidad de alteración de las masas empezó a preocupar al sultán Mehmet IV, el cual optó por capturarlo y darle a elegir entre convertirse a la religión islámica o la muerte. Su elección por cambiarse de religión supuso un cisma entre sus correligionarios muchos de los cuales optaron por volver al judaísmo ortodoxo; pero otros, en cambio, siguieron la senda de su líder y se convirtieron creando una nueva religión que partiendo de la base del Islam incorporaba elementos propios del judaísmo y así como del sufismo y el cabalismo; a los seguidores de esta religión se les denominó Dönme, palabra que en turco significa conversión o rotación.

Una religión secreta

Como nuevos musulmanes, los Dönme pudieron alcanzar puestos de poder civil hasta ese momento vetados por el hecho de ser judíos y desarrollaron importantes carreras mercantiles especialmente en lo que respeta al comercio del tabaco; todo ello sin perder su carácter de sociedad cerrada (ya que no permitían el matrimonio con gente ajena a la comunidad), de tal forma que continuaron viviendo en sus propios barrios, acudiendo a sus prestigiosos colegios (en uno de los cuales incluso estudió el propio Kemal Atatürk, padre de la Turquía moderna) y practicando secretamente su religión.

La mezquita de los Dönme

La necesidad de un templo donde desarrollar su espiritualidad se materializó en 1904 con la construcción de la Mezquita Nueva (Yeni camii en turco o Geni Tzami en griego) en el antiguamente conocido como barrio de Hamidiye.

Este templo luce distinto a otras mezquitas otomanas, de hecho su arquitecto italiano Vitalino Poselli diseñó un edificio que mezclaba el barroco con elementos propios de la arquitectura morisca,  recordando con ello el origen hispano de muchos de los Dönme.

El color amarillo es dominante en una estructura dividida en dos pisos y cuyo techo está engalanado con estrellas de 6 picos que traen a mención su dicotomía existencial y su relación con su pasado hebreo. Otro de los elementos característicos son sus dos pequeñas torres de reloj que adornan su rica fachada y que destacan en la vertical ante la ausencia actual de un alminar.

La mezquita constituyó el centro operacional de la vida religiosa de la comunidad (aunque la misma también se desarrolló en otros templos y en el interior de las casas), dando privacidad y seguridad a sus actividades y siendo de vital importancia para la realización de ciertas prácticas comunitarias como era el caso de los funerales.

Algunas de las inscripciones de su interior nos recuerdan su carácter diferenciado de otros creyentes islámicos; una de ellas “retrasa tu reloj 10 minutos” hace referencia a la tradición Dönme de romper diariamente el ayuno del Ramadán 10 minutos antes de la caída del sol, invalidándolo al menos desde punto de vista de la ortodoxia suní.

Mezquita de Salonica

Estrellas de David en el techo de la mezquita   Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

Un templo efímero

La relación de este pueblo converso con su ansiada mezquita fue muy corta, la caída en desgracia del Imperio Otomano y la ocupación griega de la ciudad conllevó un radical cambio de su estatus social; los Dönme fueron deportados a Estambul y a otras ciudades en el masivo intercambio de ciudadanos llevados a cabo por TurquíaGrecia en los años 20 del siglo pasado.

Aunque este traslado forzoso les salvó de perecer la misma suerte que los judíos de la ciudad, que fueron asesinados masivamente por los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, supuso su desaparición como grupo étnico diferenciado, ya que lejos de su añorada ciudad fueron incapaces de mantener la cohesión matrimonial y acabaron diluyéndose en la sociedad turca moderna.

La mezquita si sobrevivió a sus mentores (a diferencia de otros templos islámicos de la ciudad) aunque con otros usos, así en 1924 fue reconvertida en sede del Museo Arqueológico de Salónica.

A día de hoy su uso está destinado como sala de exposiciones y es una de las visitas imprescindibles si queremos acercar a conocer la rica historia de esta ciudad helénica.

Mezquita nueva de Salonica

La Mezquita Nueva de Salónica fue secularizada y a día de hoy es usada como centro de exposiciones   Foto: Miguel Ángel Otero Soliño

La misteriosa mezquita de Salónica
Actualizado el 8 mayo,2017.
Publicado por

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s