El frontón Beti-Jai, la abandonada joya arquitectónica de Madrid

Publicado: abril 9, 2015 en Arquitectura perdida o abandonada, España, Europa
Etiquetas:, ,

Aunque nos cueste creerlo a día de hoy hubo un tiempo en que los partidos de pelota vasca constituían una de las principales aficiones de los madrileños, una pasión que formaría parte del alma de la capital desde finales del siglo XIX hasta mediados del siglo XX, momento en el que el desarrollo de otros deportes como el fútbol acabaría por cambiar los hábitos deportivos de la ciudad.

Esta época de esplendor se tradujo en la construcción de hasta una treintena de frontones en Madrid, que incorporación soluciones de diseño ciertamente espectaculares como sucedió con el hoy desaparecido frontón de Recoletos o el Beti-Jai verdadera catedral de este deporte en la ciudad y el único que sobrevivió al cáncer de la especulación. El Beti-Jai, pese a su estado actual de abandono, aun constituye una autentica joya arquitectónica aunque por desgracia resulta desconocido para la mayoría de los ciudadanos de Madrid.

beti jai Madrid

Foto histórica del frontón Beti-Jai en Madrid   Fuente: Salvemos el Frontón Beti-Jai de Madrid

Este frontón, situado en el distrito Chamberí, es el único recuerdo de un tiempo en el que los frontones constituyeron las primeras instalaciones deportivas estables de la ciudad y cuya exitosa introducción se vio impulsado por varias circunstancias históricas. En primer lugar, la monarquía española (y mucha de la nobleza patria) comenzó a veranear en San Sebastián, esto permitió que el rey asistiese a varios partidos de pelota y se convirtiese en un aficionado más de este deporte creando indirectamente una corriente de empatía hacía el mismo que sera clave en su desarrollo; con todo será la llegada de empresarios de origen vasco a la capital la que dará el empujón definitivo a la construcción de grandes frontones industriales.

Beti-Jai Madrid

Estado actual de las bancadas del Beti-Jai   Fuente: Salvemos el Frontón Beti-Jai de Madrid

Los empresarios vascos no desarrollaron los frontones por una cuestión puramente sentimental, sino que los frontones resultaban actividades de ocio ciertamente rentables; por un lado eran espacios multiusos que permitían no solo celebrar eventos deportivos sino también culturales o políticos, además en el juego de la pelota se podía apostar y eso traía a un variado público que se dejaba su dinero no solo en las apuestas sino también en los bares o restaurantes asociados al mismo.

Beti-Jai

Vista del Frontón Beti-Jai lleno de público durante uno de los partidos  Fuente: Salvemos el Frontón Beti-Jai de Madrid

Uno de esos visionarios fue Jose Arana Elorza quien encargó en el año 1893 a Joaquín Rucoba la construcción de un gran frontón en la calle del Marqués de Riscal; de esta petición nacería el Beti-Jai, un hermoso frontón largo y de cancha descubierta y cuyo graderío curvo distribuido en varias bancadas podía albergar hasta 4000 espectadores que disfrutaban de una visibilidad inmejorable.

El Beti-Jai era bello, un envolvente recinto construido en materiales nobles y que pasaba inadvertido desde el exterior pero que desprendía dosis de elegancia cuando uno accedía a sus entrañas. Pese a su hermosura y singularidad arquitectónica el frontón sufrió un rápido declive, la competencia feroz con otros frontones y con los nuevos deportes, especialmente con el futbol, hizo que ya en los años 20 del siglo pasado el Beti-Jai ya no albergase partidos de pelota y se dedicase a otros menesteres industriales y comerciales. Desde ese momento, el frontón empezó su lento declive, llegando a funcionar incluso como cárcel durante la Guerra Civil o lugar de ensayo de bandas durante la posguerra.

Beti-Jai

El Beti-Jai es una autentica joya arquitectónica que debería ser protegida y puesta en uso   Fuente: Salvemos el Frontón Beti-Jai de Madrid

El cambio generacional mandó al ostracismo al recinto y durante años el Beti-Jai permaneció oculto a los madrileños que desconocían incluso de su existencia. Un fantasma de bellos remates, que por su excelente situación atrajo la atención de buitres inmobiliarios cuyo único interés era el puramente especulativo. El derribo rondó durante muchos años al espacio pero gracias a la labor de ciertos arquitectos y ciudadanos, asustados por la perdida patrimonial que se estaba produciendo en la ciudad, se consigue que el edificio gane cierta protección pasando a ser catalogado por el ayuntamiento como edificio singular y se impulsan a la vez los tramites para que sea declarado como Bien de interés cultural (BIC) en la categoría de monumento.

Pese a esta protección parcial, los intereses urbanísticos siguen presionan constantemente al Beti-Jai hasta el punto que en 2005 se propone que sea descatalogado para construir un hotel de lujo, aunque afortunadamente la propuesta fue rechazada. Ya en el año 2011, tras presiones de ciertos colectivos ciudadanos como la plataforma Salvemos el Frontón Beti-Jai de Madrid, se consigue que el Beti-Jai se convierta oficialmente en Bien de Interés cultural.

Beti-Jai

Estado actual del frontón Beti-Jai en el barrio de Chamberí   Fuente: Salvemos el Frontón Beti-Jai de Madrid

Esta protección y los recientes intentos de las instituciones públicas de Madrid por comprarlo (Actualización: El Beti-Jai fue comprado en abril de 2015 y se plantea un concurso internacional de ideas), no impide que el Beti-Jai siga abandonado y sin un proyecto claro de futuro. Yo que soy de una ciudad como Vigo, donde aun lloramos con resignación la perdida de nuestro patrimonio arquitectónico, no entiendo como el pueblo de Madrid vive el margen del proceso de definir cual sera el futuro de este regalo arquitectónico de finales del siglo XIX.

Nadie duda de que Madrid es bello, pero aun podría ser lo mas y en ese papel los ciudadanos de la capital tienen un protagonismo vital, ya que no es solo que el Beti-Jai sea rehabilitado o no, sino que es mas importante incluso el determinar que uso tendrá. El recinto podría fácilmente acoger un centro comercial o de ocio, ¿pero acaso es eso realmente lo que necesita Madrid? yo creo que realmente que no.

En Madrid lo que hace falta realmente son instalaciones deportivas y culturales útiles a los ciudadanos, no más millonarios contenedores culturales vacíos de contenido o cafeterías de diseño; los barrios necesitan bibliotecas, lugares de exposición y debate, zonas de juegos infantiles y fundamentalmente instalaciones deportivas. El Beti-Jai se puede adaptar a todas ellas pero necesita apoyo público y especialmente ciudadano para que no vuelva caer bajo las garras de la especulación, porque los Madrileños son los grandes desconocedores de este espacio y ese desconocimiento impide que participen en el debate y presionen a las instituciones en la dirección correcta.

Por eso os animo a difundir su existencia entre vuestros allegados y a apoyar las medidas que se están promoviendo desde diferentes grupos sociales que buscan su protección integral, porque es cierto que Madrid ha cambiado mucho desde el Beti-Jai se construyó, pero su espíritu actual se curtió en gran medida en las paredes de frontones como este y ese es un legado que la ciudad no puede permitirse perder.

Si os estáis interesados en conocer más sobre el frontón Beti-Jai y participar en su defensa no dejéis de visitar la web de la plataforma Salvemos el Frontón Beti-Jai de Madrid, que me han aportado gran documentación para elaborar este artículo.

También os recomiendo visionar el siguiente vídeo del programa la Aventura del Saber, que versó sobre este emblemático frontón madrileño

Así como la lectura de los siguientes textos:

La leyenda del Beti-Jai

Frontones en Madrid (1891-1936). La Ilustración de Madrid

El frontón Beti-Jai, la abandonada joya arquitectónica de Madrid
Actualizado el 15 febrero,2016.
Publicado por

comentarios
  1. Sol dice:

    No hay novedades ni buenas noticias????

    Me gusta

    • Esta en proceso de expropiación por parte del ayuntamiento, cuando este finalice se realizaran obras de consolidación pero lo que no esta decidido es su uso final y de ahí a que se decida el mismo pueden pasar años y la obra degradarse mas. Además es vital que edificio tengo un uso social o comunitario y no acabe bajo las garras de la especulación aunque la misma sea a través de una concesión

      Me gusta

  2. Es una pena de ver como va evolucionando este edificio tan bello en su tiempo..El ayuntamiento de Madrid debería darse cuenta que, como no haga nada para conservar este bien patrimonial, dentro de poco solo quedarán las fotografías para contarnos como era Chamberí en el siglo XIX…
    Artículo muy interesante, gracias por valorizar el patrimonio, es muy importante hoy en día de sensibilizar la gente sobre las cosas de su pasado que le rodean. Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias a ti, la verdad que el coste de restaurar el frontón no sería tan alto, al menos comparado con las millonadas que se han gastado en otras obras en Madrid como el Palacio de Cibeles. Además bien enfocado podría tener incluso un efecto dinaminizador importante. Como bien dices Chamberí u otros distritos no pueden perder su esencia y su alma, no pueden ser fotografías en blanco y negro, deben mirar al futuro pero protegiendo los valores del pasado y eso conlleva proyectos que busquen crear ciudad y no el beneficio de los especuladores

      Le gusta a 1 persona

  3. Por si te interesa el tema de los innumerables frontones que hubo en Madrid desde el siglo XIX, te invito a leer mi libro “Frontones Madrileños” (Ediciones La Librería, 2013). Un abrazo y felicidades por el artículo.

    Le gusta a 1 persona

  4. Qué maravilla, no sabía que existía, espero que pueda conservarse

    Le gusta a 1 persona

  5. rfm dice:

    Buenos día. No se nada sobre frontón, poco de arquitectura, algo más sobe patrimonio y mucho más sobre necesidades culturales, artísticas, educativas y sociales de nuestra ciudad. Efectivamente un OTRO comercial creo que sea necesario. Seguro que hay mucha gente más preparada que yo para saber que uso darle, pero yo según lo veo pienso que sería el lugar ideal para personas con Alzheimer y sus cuidadores, por el espacio abierto, por la posibilidad de recuperar el frontón como terapia para esos cuidadores, a la vez que los dependientes puedan realizar otros talleres sin alejarse de sus “cuidadores” que son su referencia.
    Pido disculpas por la intromisión. A veces e dejo llevar por un “un mundo ideal”.

    Le gusta a 1 persona

    • Hola, no se si por sus caracteristicas podria albergar un uso así, pero es una propuesta muy interesante ya que daría un uso social al mismo sin perder su vinculo con el deporte original. muchas gracias por tu comentario. ojala no se pierda este referente. un saludo

      Me gusta

  6. yojhana dice:

    Totalmente de acuerdo con la defensa de los frontones en Madrid.
    Hace un año han abierto un hotel en la calle dr. cortezo en donde antes había un edificio con un frontón.
    Solo se intuye que hubo alli un frontón por el bar de en frente que tiene ese mismo nombre.
    Una pena.

    Le gusta a 1 persona

    • Si no podemos permitir que el único que queda en pie desaparezca o solo sea un recuerdo en forma de nombre de calle o letrero de un bar, debería formar parte de nuevo del paisaje urbano de la ciudad.

      El Beti Jai es bello, histórico (ya que es uno de los recintos mas deportivos mas antiguos de España), y ademas a la podria servir de puente cultural entre dos pueblos muchas veces enfrentados como son el madrileño y el vasco. Realmente es una pena, por eso hay que difundir su existencia y presionar a las autoridades para su proteccion.

      Me gusta

  7. Donatio dice:

    Las actuales cruzadas por salvar o recuperar el patrimonio arquitectónico, cultural e histórico en su extensión, equivalen a pasiones románticas decimonónicas. Una idealidad estética que los yihadistas, de allí de aquí, aunque no profesen en el nombre de Ala, sino mas bien en el de la moneda de turno, se encargan de machacar a golpe de martillo y barreno.
    Y en particular, aquí en Madrid, esta villa mediocre y cicatera que jamás será mas allá de la barra de un bar.
    Lamento haber caído en esta pesadumbre, pero son tantos crímenes contemplados, y lo peor de todo aplaudidos, que uno maldice su sensibilidad como si una tara fuera.

    Le gusta a 1 persona

    • Gracias por tu comentario. Entiendo tu pesadumbre y comparto tu diagnostico y esta claro que hay muchos “yihadistas” que por dinero son capaces de borrar la historia de una ciudad o de un país, pero también creo que son una minoría y estos actos de barbarie patrimonial ocurren solo porque existe la mirada cómplice de muchos ciudadanos que miran hacia otro lado o simplemente desconocen el valor de lo existente, son hacia ellos a los que esta dirigido este post y lo hago desde un punto de vista positivo y emocional con el fin de que atraerlos a una cruzada quizás condenada al fracaso pero acaso la historia nos ha demostrado que a veces las batallas que se dan por perdidas se ganan. Prefiero tener fe y difundir su existencia, generar presión social porque a lo mejor lo conseguimos, porque Madrid se comporta a veces como una villa mediocre pero no lo es y esa grandeza es inherente a sus gentes y algún día aflorara. Únase al optimismo, el pesimismo nunca atrae nada bueno.

      Me gusta

      • Donatio dice:

        Por su puesto adelante, sin ideal no hay lucha, y a luchar siempre. También hay ejemplos de salvamentos. Pero yo que todos los días me desayuno con la denominada “operación Canalejas”, habiendo deambulado muchos taños también dentro de lo que ahora es una cascara sin sustancia, y temblando por el relleno que le van a dar….nada, que me es muy duro, solo eso. Pero vamos, también se que somos muchos los que pensamos y valoramos (y gracias a eso accedí a este sitio), y menos los que como tu realmente luchan y llaman la atención. Así que Bravo y tu disposición.

        Me gusta

  8. Mabel Parada dice:

    Soy argentina, gracias a mi amigo madrileño Juanan Casado, conocí la existencia de este fascinante edificio mudéjar, aunque me entristeció que las autoridades madrileñas cometan el mismo error que en mi país donde la voracidad inmobiliaria también destruye edificios hermosos.
    Ojalá que consigan salvarlo y devolverle su utilidad cultural.

    Le gusta a 1 persona

    • Hola Mabel, por desgracia en ambos paises sufrimos un problema de protección de nuestro pasado arquitectonico y es algo que tenemos que potenciar. Yo tambien espero que se pueda salvar y sobre todo que sea un espacio util al ciudadano solo así su alma e historia nunca desaparecera

      Me gusta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s